Anuncios

Exposición realza al Monet “invisible”, Léon

FRANCIA -MONET-HERMANO (AP)
FRANCIA -MONET-HERMANO (AP)

Detrás de cada gran hombre puede haber un hermano mayor.

El hermano mayor de Claude Monet es el objeto de una exposición en París que ilustra el papel hasta ahora desconocido de Léon Monet en la vida del pintor impresionista y su arte. Léon, un químico del color cuatro años mayor, es ahora apreciado por haber tenido un papel crucial en el éxito comercial de Monet así como la famosa paleta de color que creó obras maestras como la serie de “Lírios”.

“Nunca se había sabido antes, pero sin Léon realmente no habría existido Monet, el artista que conoce el mundo ahora”, dijo Geraldine Lefebvre, curadora de la exposición “Léon Monet. Frère de l’artiste et collectionneur” (“Léon Monet. Hermano del artista y coleccionista”), que se presenta en el Musee du Luxembourg en París del 15 de marzo al 16 de julio.

“Su hermano mayor adinerado lo apoyó en el primer periodo de su vida cuando no tenía dinero o clientes y estaba pasando por hambre”, dijo la curadora. “Pero más que eso, la vívida paleta por la que era famoso Monet vino de colores sintéticos para teñir telas que creó Léon” en la ciudad de Rouen — la locación de algunas de las pinturas más famosas de Claude.

La reveladora exposición es el fruto de años de investigación de Lefebvre, quien visitó a los bisnietos de Monet, estudió álbumes familiares y sacó a la luz un retrato magistral de Léon realizado por Claude que Léon dejó en una colección privada polvosa y nunca ha sido exhibido públicamente. La pintura de 1874 muestra a Léon con un traje negro, una expresión adusta y las mejillas sonrojadas, casi de color vino.

La exposición niega la vieja percepción de que Claude y su hermano mayor estaban distanciados.

“Los historiadores siempre pensaron que los dos hermanos no tenían nada que ver entre sí. Se asumía porque no había fotografías de Claude y Léon juntos, ni correspondencia. En realidad, estuvieron increíblemente unidos durante su vida”, dijo Lefebvre.

Los hermanos tuvieron una pelea a comienzos de la década de 1900 y eso podría explicar por qué no existen registros directos de la relación. “Quizá Léon se deshizo de las huellas, quizá fue Claude. Quizá eran celos. Nunca lo sabremos, es un misterio”, dijo Lefebvre.

Lo que se sabe ahora es que Léon era un guía para su hermano menor, le presentó a otros artistas, le daba dinero y fue mecenas de su arte, llegando incluso a comprarla por altos precios para impulsar su reputación.

“Uno de los problemas es que, como tenían el mismo apellido, parecía que (Claude) Monet estaba comprando sus propios cuadros. Pero era Léon”, dijo el profesor Frances Fowle, curador principal de arte francés en las Galerías Nacionales de Escocia.

“Esta exposición es importante, pues permite conocer a Léon Monet, quien hasta ahora ha sido una figura invisible. También revela una red de trabajo más amplia. Léon era una figura clave”, agregó Fowle.

La influencia de Léon fue más allá de su hermano: Apoyó financieramente a otros impresionistas como Camille Pissarro, Auguste Renoir y Alfred Sisley, algunos de los cuales se reunían en su mesa en Rouen, donde solía haber mucho vino. Claude siguió a su hermano a Rouen, donde pintó sus obras maestras de la catedral de la ciudad.

Monet también trabajó para su hermano mayor como asistente de color, un momento crucial no sólo en su vida, sino posiblemente en el surgimiento del impresionismo como lo conocemos.

Léon disolvía carbón para crear una sustancia química llamada anilina, que creaba increíbles colores sintéticos con los que los pigmentos naturales no podían competir. Uno de los primeros ejemplos del color de Léon en el arte de Monet es una ilustración de la década de 1860, antes de que fuera famoso, que se presenta en la exhibición. Monet dibujó a su futura esposa, Camille, con un vestido de un verde deslumbrante nunca antes visto.

“La prensa francesa acuñó el término ‘verde Monet’”, dijo Lefebvre, y agregó que los periodistas inicialmente se burlaban de él. “En ese momento, dijeron que sería un buen tintorero”.

Pero los dos Monet rieron al último.

Claude Monet fundó el impresionismo, término que se usó para su pintura de 1872 “Impresión, amanecer”, convirtiéndose en uno de los pintores más célebres de los últimos dos siglos. Y en el apogeo del impresionismo, a fines del siglo XIX, un increíble “80% del trabajo de todos los impresionistas” usó los colores sintéticos tomados de León, según Lefebvre.

Estos tonos sintéticos, que eran vanguardistas en ese entonces, permitieron a los miembros del grupo representar la impresión fugaz del momento con colores cambiantes y luminosidad.

“Quién sabe el alcance exacto del impacto que Léon tuvo en el movimiento”, dijo Lefebvre con una sonrisa tímida. “Pero fue extraordinario”.