“Están explotando los casos como nunca antes”. Suben las infecciones por COVID en Puerto Rico

·8  min de lectura

Puerto Rico, que logró la tasa más alta de personas totalmente vacunadas contra el coronavirus en Estados Unidos, está experimentando un aumento récord de casos de COVID-19, lo que genera preocupación a medida que se acercan las fiestas de Navidad en la isla.

La tasa de positividad de la isla—o el porcentaje de personas que dan positivo—estaba en 2.56% el 11 de diciembre. Para el 22 de diciembre, se había disparado a 16.49%, según datos del Departamento de Salud de Puerto Rico. Hubo 833 casos totales confirmados con pruebas moleculares y de antígenos en Puerto Rico entre el 5 y el 11 de diciembre. Entre el 12 y el 19 de diciembre, ese número fue de aproximadamente 10,700 — un aumento de 1,184.5% en una semana.

“Están explotando los casos como nunca antes en Puerto Rico,” dijo Rafael Irizarry, profesor de estadística aplicada en la Universidad de Harvard quien dirige un rastreador de datos sobre el coronavirus de Puerto Rico. “No habíamos visto nada igual.”

Irizarry, que también tiene un tablero separado para las vacunas, obtiene sus números directamente del Departamento de Salud de la isla y descubrió que se reportaron más de 5,000 casos el 20 de diciembre, batiendo récords de cualquier número de infección reportado en un solo día.

La variante delta ha sido la variante de coronavirus dominante en la isla desde julio, según el seguimiento de Salud. Entre el 14 y el 27 de noviembre, la variante representó el 100% de todas las pruebas positivas secuenciadas. Pero omicron, que se está extendiendo rápidamente en la isla, representó el 30% de las pruebas secuenciadas entre el 28 de noviembre y el 11 de diciembre.

A los expertos y científicos les preocupa que el rápido aumento en números coincida con la Navidad en Puerto Rico, a menudo considerada la más larga del mundo. La tasa de infecciones entre los adultos jóvenes entre 20 y 29 es la más alta entre todos los grupos de edad en la isla, y mucho más alta que las tasas de infección actuales entre el grupo de 65 a 74 años, dijo Irizarry.

Pero en olas anteriores de casos, los expertos señalaron que en los días posteriores a la enfermedad de los jóvenes en Puerto Rico, las infecciones siguen en los adultos mayores, que tienen una probabilidad desproporcionada de ser hospitalizados debido al COVID-19.

El aumento “está ocurriendo en un momento en que los jóvenes van a visitar a sus abuelos para las fiestas de Navidad y encuentros familiares”, dijo Daniel Colón Ramos, presidente de la Coalición Científica, un grupo de científicos que ofrece al gobernador Pedro Pierluisi recomendaciones de política pública sobre la pandemia.

El aumento también se produce solo unas semanas después de que el rapero puertorriqueño de fama mundial Bad Bunny realizara un concierto de dos días en San Juan, para el cual los fanáticos hicieron fila durante horas para ingresar al lugar. Las funciones de fin de semana se han vinculado a al menos mil casos en la isla.

“Fue como la tormenta perfecta,” dijo Colón Ramos, “La razón que se enfatiza ese evento es porque es una elección. Pero si tu eliminas el concierto de Bad Bunny, hay un repunte en Puerto Rico como quiera. Quizás no con la misma magnitud o intensidad, pero hay un repunte global.”

La batalla de Puerto Rico contra el omicron

A lo largo de la pandemia, Puerto Rico ha promulgado una de las medidas de manejo de pandemias más estrictas en los Estados Unidos, que incluyen cierres, leyes secas, mandatos de vacunación y toques de queda. En este último aumento de infecciones, Pierluisi ordenó que cualquier persona que vaya a un lugar que sirva comida o bebida debe mostrar resultados negativos de la prueba de COVID o prueba de vacunación para ingresar. Antes, los negocios de comida y bebida tenían la opción de no pedir ninguno de los dos si operaban a la mitad de su capacidad. Y cualquier pasajero nacional que viaje desde el territorio continental de los Estados Unidos a Puerto Rico, independientemente de su estado de vacunación, debe presentar una prueba negativa dentro de las 48 horas o menos de su llegada.

“Cientos, si no miles de vidas salvadas”: Puerto Rico lidera tasa de vacunación del país

El Departamento de Salud, en colaboración con la comunidad científica y la sociedad civil, ha liderado una agresiva campaña de vacunación desde diciembre de 2020. Setenta y seis y medio por ciento de la población de la isla ha completado su ciclo de vacunación al 22 de diciembre, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

“Va a tener un efecto protectivo, dijo Colón Ramos de la alta tasa de imunización durante esta nueva alza en casos, “Yo pienso que sin esa tasa de vacunaciones esto sería un desastre”.

En la carrera contra el aumento repentino, el Departamento de Salud de Puerto Rico está impulsando dosis de refuerzo para la más de un millón de personas que son elegibles. Aproximadamente el 26% de las personas en la isla han recibido una dosis de refuerzo, según datos de los CDC. La agencia también continúa su campaña de vacunación infantil, así como sus esfuerzos para llegar a los no vacunados o parcialmente vacunados.

“En un principio, el booster fue recibido con entusiasmo,” dijo la Dra. Iris Cardona,la oficial medico principal del Departamento de Salud de Puerto Rico, quien también ha dirigido los esfuerzos de vacunación del gobierno, ““Pero de nuevo, como pasó en el ejercicio inicial de vacunación hace un año, las recomendaciones de refuerzo fueron escalonadas, quizás provoca cierto atraso y confusión con los refuerzos. Vamos a hacer el mejor esfuerzo para asegurar de que estas personas reciban el refuerzo “.

Los funcionarios también están evaluando si los refuerzos serán obligatorios para ciertas actividades y trabajos, agregó. El miércoles por la tarde, el gobernador anunció que todos los trabajadores de la salud y la educación deberán recibir su refuerzo antes del 15 de enero. La agencia de salud local de la isla ha organizado un evento de vacunación masivo, conocido como “VacuTrulla”, con música navideña en vivo para entretener a los que asistan. Hay más de 900 sitios de vacunación en toda la isla.

Ha habido un aumento en la cantidad de personas que reciben refuerzos desde que comenzó el aumento, y más de 9,500 personas recibieron refuerzos durante el fin de semana. Los centros comerciales han sido puntos de vacunación importantes durante la época navideña.

“Esos centros comerciales están moviendo muchas vacunas, están promediando miles de dosis por día,” dijo Cardona.

Puerto Rico toma medidas estrictas contra los turistas que no siguen protocolos del COVID-19

La navidad trae preocupación de posible propagación del virus

Los expertos advierten a los residentes y funcionarios que tomen medidas de seguridad para evitar la propagación durante la Navidad. La Coalición Científica que asesora a Pierluisi y que encabeza Colón Ramos, emitió múltiples recomendaciones para afrontar el brote navideño.

Hizo hincapié en que la “ruta más segura en estos momentos de incertidumbre” es limitar las reuniones festivas no esenciales y sugirió considerar posponerlas o cancelarlas. También ofreció recomendaciones sobre cómo limitar los eventos que podrían alentar la aglomeración y convertirse en “super-spreaders.” La coalición también alentó a los funcionarios a eliminar las barreras a las pruebas de COVID-19 e instó a los residentes de la isla a completar los ciclos de vacunación y refuerzo.

“Uno no puede controlar la biología del virus, pero si puedes controlar las medidas de precaución,” dijo Daniel Colón Ramos,”Las recomendaciones que nosotros estamos dando son recomendaciones conservadoras, que aspiran a mantener la sociedad operante, pero conservadoras para mitigar el posible impacto de las hospitalizaciones.

Los restaurantes están cancelando sus famosas fiestas navideñas. La ciudad de San Juan canceló las actuaciones musicales de las Fiestas de la Calle San Sebastián, uno de los festivales callejeros anuales más grandes de la isla. La Orquesta Sinfónica de Puerto Rico suspendió su espectáculo navideño.

El gobernador dijo el martes que todavía planea realizar una celebración masiva de Año Nuevo, que será televisada por ABC Network, para 10,000 personas en el Distrito del Centro de Convenciones. El evento está siendo financiado por el Plan de Rescate Estadounidense de casi 2 billones de dólares, que el presidente Joe Biden promulgó en marzo para ayudar al país, incluidos los gobiernos estatales y territoriales locales, a recuperarse de las consecuencias económicas de la pandemia.

Es “una gran oportunidad para Puerto Rico proyectarse en los medios nacionales e internacionales”, dijo el martes por la mañana en una entrevista con el periodista televisivo local Julio Rivera Saniel.

Pero un día después, el miércoles por la tarde, el gobernador anunció que la fiesta, en la cual cantará Daddy Yankee al igual que otros artistas reconocidos, se llevará a cabo de manera virtual.

Colón Ramos y otros miembros de la coalición le dijeron al Nuevo Herald que el aumento en los casos es alarmante, pero creen que Puerto Rico— especialmente considerando las altas tasas de vacunación de la isla y la receptividad a los refuerzos—tiene las herramientas disponibles para controlar la propagación.

“Puerto Rico ha crecido ante la adversidad del COVID y ante todas las demás situaciones que hemos tenido que vivir en los últimos años,” dijo la Dra. Kenira Thompson, otra miembro de la Coalición. “Hemos podido sobrepasar otros picos, otros repuntes. Este también lo vamos a lograr.”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.