Explosión en aeropuerto de Yemen deja 25 muertos

AHMED AL-HAJ y SAMY MAGDY
·4  min de lectura
Unos transeúntes y un soldado de pie cerca de un edificio del aeropuerto de la ciudad de Aden, en el sur de Yemen, que resultó dañado luego de una explosión ocurrida el miércoles 30 de diciembre de 2020. (AP Foto/Majid Saleh)

SANÁ, Yemen (AP) — Una enorme explosión sacudió el miércoles el aeropuerto en la ciudad de Adén, en el sur de Yemen, poco después de que allí aterrizó un avión que transportaba al gabinete recién formado, informaron funcionarios de seguridad. Por lo menos 25 personas perdieron la vida y 110 resultaron heridas.

El gobierno internacionalmente reconocido de Yemen dijo que los rebeldes hutíes apoyados por Irán dispararon cuatro misiles balísticos contra el aeropuerto. Portavoces de la insurgencia no respondieron a llamadas de The Associated Press para que hicieran declaraciones. Todas las personas que viajaban en el avión resultaron ilesas.

Las autoridades informaron después que otra explosión ocurrió cerca de un palacio en la ciudad adonde fueron trasladados los miembros del gabinete después del ataque contra el aeropuerto. La coalición encabezada por Arabia Saudí después derribó un dron cargado de explosivos que intentó atacar el palacio, según el canal Al-Arabiya TV (estatal).

La reorganización del gabinete fue vista como un paso importante para cerrar una peligrosa desavenencia entre el gobierno del presidente Abed Rabbo Mansour Hadi, y los separatistas del sur apoyados por Emiratos Árabes Unidos. El gobierno de Hadi y los separatistas son aliados nominales en la guerra civil que se libra desde hace años en Yemen y en la que la coalición militar apoyada por Estados Unidos lucha contra los hutíes que controlan la mayor parte del norte de Yemen así como la capital del país, Saná.

Imágenes tomadas por The Associated Press mostraron a varios miembros del gobierno desembarcando mientras la explosión sacudía el aeropuerto. Muchos ministros empezaron a correr hacia el avión o bajaron corriendo las escaleras para buscar refugio.

Una columna de humo espeso se alzó sobre la zona, cerca del edificio de la terminal aeroportuaria. Los funcionarios en la zona dijeron que vieron cuerpos sobre la pista y en otras partes del aeropuerto.

Naguib al-Awg, ministro de Comunicaciones y quien se encontraba en el avión del gobierno, comentó a la AP que escuchó dos explosiones, indicando que los ataques habrían sido perpetrados con drones. El primer ministro, Maeen Abdulmalik Saeed, y otros funcionarios fueron retirados rápidamente del aeropuerto hacia al Palacio Mashiq en la ciudad. Las fuerzas militares y de seguridad aislaron la zona alrededor del palacio.

“Habría sido un desastre si el avión hubiera sido atacado con una bomba”, comentó, insistiendo en que el avión era el objetivo del ataque debido a que se suponía que iba a aterrizar antes.

El primer ministro Saeed tuiteó que él y su gabinete se encontraban sanos y salvos. Describió las explosiones como un “cobarde acto terrorista” que fue parte de la guerra contra “el estado yemení y nuestro gran pueblo”.

El canciller Ahmed Awad Bin Mubarak culpó a los hutíes de los ataques. Su ministerio dijo en un comunicado que los rebeldes dispararon cuatro misiles balísticos contra el aeropuerto y atacaron con drones el palacio, sede del gabinete. Ambas fuentes no presentaron pruebas de sus dichos.

El ministro de salud Qasem Buhaibuh dijo en un tuit que los ataques contra el aeropuerto dejaron al menos 25 muertos y 110 heridos, dejando entrever que las víctimas fatales podrían incrementar porque algunas fueron heridas de gravedad.

Imágenes compartidas en redes sociales mostraban escombros y vidrios rotos esparcidos cerca del edificio del aeropuerto y al menos dos cadáveres en el piso, uno de ellos carbonizado. En otra imagen, un hombre ayudaba a otro con ropas rasgadas a levantarse del suelo.

El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que tres de sus trabajadores murieron en la explosión del aeropuerto: dos yemeníes y un ruandés, y que tres más resultaron heridos. Los trabajadores del CICR se encontraban en el aeropuerto transitando con otros civiles cuando ocurrió la explosión, agregó.

El embajador estadounidense en Yemen, Christopher Henzel, dijo que Estados Unidos condena los ataques en Adén. “Estamos con el pueblo yemení en su lucha por la paz y apoyamos al nuevo gobierno yemení en su trabajo hacia un futuro mejor para todos los yemeníes”, apuntó.

Egipto, Jordania y otras naciones árabes y occidentales también condenaron el ataque contra el aeropuerto.

Los ministros regresaban a Adén después de ser juramentados la semana pasada como parte de una reorganización tras un acuerdo con los separatistas del sur. El gobierno yemení ha trabajado principalmente desde el exilio autoimpuesto en la capital saudí de Riad durante los años de guerra civil del país.

___

Magdy informó desde El Cairo. La periodista de The Associated Press, Maggie Michael, en El Cairo, contribuyó a este despacho.