Explosión en Navidad, otro día difícil para Nashville

KIMBERLEE KRUESI y BOBBY CAINA CALVAN
·2  min de lectura
Un vehículo destruido en una explosión el día de Navidad sigue en la calle el martes 29 de diciembre de 2020 en Nashville, Tennesse. (AP Foto/Mark Humphrey)

NASHVILLE, Tennessee, EE.UU. (AP) — Cuando Sandy y Geff Lee finalmente vieron una foto del edificio en donde se ubicaba su boutique en Nashville el día después de la explosión del día de Navidad, un silencio se apoderó de la habitación.

La cantidad de escombros era abrumadora y ocultaba detalles que resultaran familiares. Geff Lee sacó un mapa para verificar que fuera el mismo lugar.

“¿Ese momento? Fue de silencio. Fue una revelación”, dijo Sandy Lee, propietaria de Ensemble. “Estaba hecha añicos”.

La explosión del día de Navidad ha provocado conmoción en todo el país. El autor de la detonación murió, tres personas resultaron lesionadas y decenas de edificios resultaron dañados.

Pero para quienes viven en la ciudad, la explosión parece un remate cruel a un año que ya era complicado.

“No será lo mismo”, dijo Sandy Lee. “No puedes reconstruir eso”.

A principios de marzo, un enorme tornado atravesó la ciudad, derrumbando hogares, destruyendo negocios y matando a una veintena de personas.

Luego llegó la pandemia de COVID-19, que obligó a cerrar negocios debido a las personas debían quedarse en casa. Algunas personas que perdieron sus casas en el tornado se quedaron entonces sin empleo.

Las cosas han empeorado continuamente a lo largo del año. Luego del aumento en los contagios posterior al Día de Acción de Gracias, Tennessee tiene una de las tasas más altas de infecciones per cápita. Y aunque la ciudad es conocida como un centro de atención médica, los hospitales de Nashville se han visto exigidos para mantener el ritmo de los pacientes con COVID-19 que han llegado de todos los rincones del estado.

Estos no fueron los únicos reveses. Algunos negocios en el centro experimentaron daño a la propiedad a finales de mayo durante las protestas contra la injusticia racial y la brutalidad policial.

Muchos inmuebles en la trayectoria del tornado siguen dañados hasta el día de hoy.

Funcionarios estatales y locales están consternación de que una ciudad que durante años voló alto gracias a un auge económico, haya pasado por tantas tragedias en sólo 12 meses.

El alcalde de Nashville, John Cooper, recientemente describió el 2020 como el “año más difícil” de la ciudad.

“Tuvimos el tornado, luego COVID y ahora esto. Justo cuando empiezas a ver la luz, te la quitan en dos segundos”, dijo Pete Gibson, cuyo estudio de tatuajes estaba justo del otro lado de la calle del lugar de la explosión del día de Navidad.

___

Calvan reportó desde Tallahassee, Florida