Antes de la explosión en Nashville un mensaje en tono escalofriante llamaba a la gente a salir de la zona

AFP
·2  min de lectura

LA INVESTIGACIÓN sobre la misteriosa explosión de una caravana el día de Navidad continuaba el sábado en la ciudad estadounidense de Nashville, en Tennessee, donde las autoridades registraban el domicilio de una persona sospechosa de estar relacionada con el caso.

Es estallido, que ocurrió el viernes destrozó parte de una calle comercial en el centro histórico de la capital de la música country, en el sur de Estados Unidos. Pero, justo antes de detonar, los altavoces del vehículo difundieron una grabación que, con un tono escalofriante, llamaba a la gente a evacuar la zona.

Por ello, pese al alcance de la deflagración, solo hubo que lamentar tres heridos. “Informaciones actualizadas durante la investigación nos condujeron a la dirección” de un barrio del sureste de la ciudad, indicó un portavoz del FBI sin querer dar detalles. Imágenes difundidas por la cadena Fox mostraban el sábado un registro en curso.

Durante otra conferencia de prensa, las autoridades no quisieron comentar las afirmaciones de la cadena de televisión CBS según las cuales un hombre de 63 años, que sería propietario de una caravana de la misma marca y modelo, estaría en búsqueda por ser “de interés” para las investigaciones.

“Solo puedo confirmar que estamos realizando una intervención en esta zona”, afirmó Douglas Korneski, agente especial del FBI responsable de la investigación. “Estoy relativamente seguro de que seremos capaces de identificar a un individuo y determinar lo que ocurrió, solo nos falta tiempo”, añadió.

Los investigadores, que recopilaron más de 500 informaciones de la población, “continúan siguiendo cada pista”, afirmó por su parte el fiscal federal Don Cochran. La policía publicó el viernes por la tarde en Twitter la foto de una caravana color crema y pidió la colaboración de testigos.

“Es una enorme escena de crimen”, añadió el agente Korneski para justificar la precaución de los comienzos de la investigación, “como un puzzle gigante creado por una bomba que hubiera esparcido pruebas por numerosas cuadras”.

Tres personas resultaron heridas en la explosión y no se confirmó ninguna muerte hasta el momento, aunque se hallaron tejidos en el lugar que podrían ser restos humanos, según el jefe de la policía local, John Drake. N