La explosión de una mina en Turquía se debió a una "cadena de negligencias", según la policía

La explosión que provocó la muerte de 42 personas en una mina de carbón estatal a mediados de octubre fue causada por una "cadena de negligencias", según un informe policial visto por AFP el jueves.

La concentración de metano en la mina de carbón del noroeste de Turquía, cerca de la ciudad de Amasra, superó el umbral de alerta del 1% en 85 ocasiones el día del accidente, según el informe.

Un empleado de la mina dijo que, debido a un mal funcionamiento de las telecomunicaciones y a la falta de personal, no pudo comunicarse con los mineros para avisarles. Minutos después se produjo la explosión, añade el informe.

"Al revisar el funcionamiento general de la mina, se puede hablar de una cadena de negligencias", precisa el texto de 240 páginas.

Los fallos en el sistema de ventilación también pueden haber provocado la acumulación de gas metano. Un nuevo sistema de ventilación debía ser entregado en marzo, pero el proveedor contratado solicitó una postergación que expiraba el 6 de noviembre.

"La prevalencia de las infracciones de las normas y los fallos de supervisión permitieron que la falta de disciplina se instale en la empresa, lo que generó apatía, especialmente en materia de seguridad y salud laboral", detalla el informe.

Un total de 350 personas, entre ellas supervivientes del accidente, empleados, directivos de la mina y familiares de las víctimas, fueron entrevistados.

Ocho personas fueron acusadas formalmente en relación con la catástrofe, entre ellas el director de la mina y varios de sus ayudantes.

El presidente Recep Tayyip Erdogan había prometido una investigación exhaustiva de la explosión, afirmando que los responsables "no se librarán", pero refiriéndose a este tipo de accidentes como "destino".

rba-bg/ach/nth/kym/mab/mb