Explosión de casos y desborde sanitario: a qué se debe la crisis que azota a la India

·4  min de lectura
Un rito de un familiar de un muerto por coronavirus en un crematorio de Jammu, en la India
Channi Anand

NUEVA DELHI.- Por segundo día consecutivo, la India registró el recuento diario más alto del mundo de infecciones por coronavirus, con más de 330.000 casos nuevos hoy. El país intenta sobrevivir al azote de la pandemia con falta de camas libres en los hospitales, escasez de oxígeno y medicamentos bajo un sistema de salud abrumado, que nunca recibió la financiación suficiente, según los expertos.

Las muertes también batieron un récord, con 2263 decesos en 24 horas, informó el Ministerio de Salud, mientras autoridades locales advirtieron que la mayoría de los hospitales ya no tienen disponibilidad de camas y se están quedando sin oxígeno.

Proyección: cuándo EE.UU. será el segundo país con más hispanohablantes

La capital, Nueva Delhi, informó 26.000 casos nuevos y 306 decesos, una muerte cada cinco minutos, el ritmo más rápido desde que comenzó la pandemia.

“La situación en la India es un devastador recordatorio de lo que puede hacer el virus”, dijo en una conferencia virtual el presidente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los crematorios en la India están desbordados por el aumento de muertes por coronavirus
Channi Anand


Los crematorios en la India están desbordados por el aumento de muertes por coronavirus (Channi Anand/)

A principios de 2021, la India, con una población de unos 1300 millones de habitantes, registraba 9000 casos diarios de coronavirus y menos de 80 muertes, y se llegó a pensar que la pandemia en el país estaba cerca de terminar.

La situación en India llegó a un punto crítico.
La situación en India llegó a un punto crítico.


La situación en India llegó a un punto crítico.

Estudios serológicos sugirieron que una gran cantidad de la población tenía anticuerpos y que la India posiblemente había logrado la “inmunidad colectiva”. Asimismo, se creyó que los más jóvenes habían adquirido cierta resistencia al virus.

Tras el pico de casos en septiembre, las autoridades locales vieron la disminución de casos como un buen indicador para volver a la vida casi normal, sin restricciones. Expertos en salud remarcaron que India se confió cuando todo parecía estar bajo control.

Tres meses para los Juegos Olímpicos: en plena emergencia, ¿por qué la vacunación en Japón es tan lenta?

“Creo que una prematura declaración de victoria dio a la población un sentimiento erróneo de autosatisfacción”, dijo Ramanan Laxminarayan, del Centro de Dinámicas de Enfermedades, Economía y Política.

“Los indios bajaron la guardia colectiva”, escribió Zarir Udwadia, neumonólogo del grupo de trabajo de Maharashtra, en el diario Times of India. “Escuchamos declaraciones de victoria de nuestros líderes, ahora cruelmente expuestas como mera arrogancia”.

Trabajadores descargando botellas vacías de oxígeno devueltas de hospitales en una instalación de suministro en Bengaluru, India, el miércoles 21 de abril de 2021.
Trabajadores descargando botellas vacías de oxígeno devueltas de hospitales en una instalación de suministro en Bengaluru, India, el miércoles 21 de abril de 2021.


Trabajadores descargando botellas vacías de oxígeno devueltas de hospitales en una instalación de suministro en Bengaluru, India, el miércoles 21 de abril de 2021.

Con el relajamiento de las restricciones, se llevaron a cabo festividades religiosas como Durga Puja o Dussehra, peregrinaciones masivas, mítines, y manifestaciones contra leyes agrícolas, eventos que aglomeran miles de personas y que tuvieron responsabilidad en el rebrote epidemiológico.

En el estado de Uttarakhand, 25 millones de peregrinos hindúes fueron partícipes del evento que transcurre desde enero hasta fines de abril.

Adiós al rastreo: por qué Uruguay cambia la estrategia sobre los contactos estrechos

El miércoles pasado, 22 pacientes murieron en un hospital público en el estado de Maharashtra cuando se les acabó el suministro de oxígeno por una fuga en el taque. El mes pasado, nueve perdieron la vida en un incendio en un hospital de la capital del estado de Mumbai.

“Es sombrío. Es grave. Hay una escasez extrema de camas de UTI”, dijo Singh Deo, ministro de Salud del estado oriental de Chhattisgarh. “Tendremos que tener mucho cuidado en las zonas rurales. Si se propaga allí, se va a descontrolar”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Las autoridades no reforzaron el sistema sanitario. Hubiera sido necesario crear reservas de medicamentos antivirales, pero esto no ocurrió”, dijo Raman Gaikwad, especialista de enfermedades infecciosas en el hospital Sahyadri de Pune. Los expertos habían advertido desde hace tiempo que la India, como muchos países pobres, carecía de suficiente oxígeno médico, vital para tratar los casos graves de Covid-19.

Especialistas marcan que una variante del virus más infecciosa que se originó en la India pudo haber acelerado el aumento de casos.

Tampoco ayudó la campaña de vacunación. A pesar de ser un importante productor de vacunas a escala global, la India exportó decenas de millones de dosis de AstraZeneca en un impulso de la llamada “diplomacia de vacunas”.

Agencias Reuters y AFP