La explicación del "Cuervo" Larroque por los incendios en el desalojo de Guernica

LA NACION
·3  min de lectura
El ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense apuntó contra grupos que "privilegiaron el conflicto con el gobierno en lugar de resolver"
Fuente: Archivo - Crédito: Aníbal Greco

Tras una semana complicada para el gobierno bonaerense por el desalojo en Guernica, que fue blanco de fuertes críticas incluso al interior de la coalición oficialista, el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque defendió al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, de las críticas por el operativo, en particular por los incendios de las casillas que se habían instalado en el predio.

"En el día previo al desalojo estuve con Sergio para analizar con él, y aportar, porque pasábamos a ser auxiliares de ese dispositivo", sostuvo en diálogo con radio 10, consultado sobre el inicio de los incendios. "Conocí la planificación, estaban las prevenciones tomadas en el marco de algo desagradable como un desalojo. La información que tengo, porque no estuve en el lugar, de compañeros y compañeras del ministerio de Seguridad, es que cuando llegaron al lugar, ya había fuego, en un sistema de barricadas", añadió.

Para el Financial Times, si Biden gana, Fernández podría ser el presidente latinoamericano más beneficiado

"No termina de estar claro. Si bien se adjudicó el hecho del fuego a las fuerzas, eso deja margen a la duda, porque entre los mecanismos defensivos de los que buscaron resistir, el fuego fue uno de los que usaron", lanzó.

"Sergio es una persona que cumple lo que dice, es eficaz en su tarea", continuó. "La forma que tiene de transmitirlo es una parte de su personalidad, y del rol político que cada uno tiene. Pero es una persona absolutamente seria en su trabajo", añadió, en coincidencia con la postura del gobernador Axel Kicillof, quien brindó una entrevista a Página/12 en la que defendió a Berni y elogió el modo en que se llevó a cabo el desalojo a pesar de las críticas al interior de la coalición oficialista.

Larroque acusó a las organizaciones sociales que participaron de la toma. "Con este tipo de situaciones no hay voluntad de resolver, sino de horadar al gobierno provincial por izquierda", sostuvo Larroque. "No había una voluntad de resolver la situación. Muchas familias no sabían lo que les ofrecía el Estado. Y lo que es peor, muchas organizaciones les pedían que no firmen nada, los indujeron a no firmar", lanzó el referente de La Cámpora, funcionario del gobierno provincial.

"Ahora estamos volviendo a firmar un acta donde consta que no tuvieron conocimiento de la propuesta o que las indujeron a no firmar", sostuvo. Acerca de las acusaciones sobre un abandono, de parte del gobierno provincial, de la mesa de negociaciones previa al desalojo, Larroque aseguró que "es falso, una patraña absoluta".

"Inclusive logramos tener más tiempo para acordar, a pesar de todas las dificultades que plantearon estas organizaciones. Me partió el alma ver a un sector de esas organizaciones privilegiando el conflicto con el gobierno, en lugar de resolver", lanzó.

Larroque aclaró que "respeta todas las opiniones" del espacio oficialista, pero opinó que "hay una urgencia por la propia dinámica de las redes sociales a tomar posición sin tomar recaudos". "Hubo presiones repentinas que no tomaron en cuenta en profundidad el proceso en Guernica", lanzó.