Expira el ultimátum de los estudiantes y el gobierno tailandés pide diálogo

Agencia EFE
·2  min de lectura

Bangkok, 24 oct (EFE).- El movimiento prodemocrático de Tailandia liderado por estudiantes fijó esta noche el momento en el que concluye su ultimátum para que dimita el primer ministro, Prayut Chan-ocha, mientras el Gobierno pidió este sábado que sea el Parlamento el que debata la situación.

Según detallaron hoy organizadores de los grupos prodemocráticos, a las 22.00 horas (15.00 GMT), expira el plazo de tres días que dieron el miércoles tras ocho días de protestas diarias, y se espera que convoquen una nueva si el primer ministro no dimite.

Mientras tanto, el Gobierno de Tailandia dijo la mañana del sábado que está prestando atención a las reclamaciones de las protestas prodemocráticas.

"Aunque la actual situación política implica muchos puntos de vistas contrarios de diferentes grupos, debemos tomarlo como un oportunidad para que los tailandeses debatan sobre qué es lo mejor para la nación", apuntó hoy el portavoz del Gobierno Anucha Burapacharisi.

El portavoz, que recordó como gesto conciliador que el Gobierno derogara el estado de emergencia "severo" el pasado 22 de octubre tras una semana en vigor para tratar de sofocar las protestas, explicó que el Ejecutivo y el Parlamento habían acordado celebrar una sesión extraordinaria el 26 de octubre y aseguró que éste "representa todos los sectores de la sociedad"

"El gesto del Gobierno refleja su firme intención de entablar un diálogo con todos los grupos políticos pertinentes. Esperamos que los manifestantes estén dispuestos para participar en la consulta, que es un medio democrático para encontrar puntos en común entre ideas opuestas", señaló.

El legislativo bicameral, que se reunirá la semana que viene, consta de 500 diputados elegidos por voto popular en las elecciones del año pasado y 250 senadores designados por la junta militar que gobernó el país entre 2014, cuando el exgeneral Prayut tomó el poder en un golpe de Estado, y 2019, cuando revalidó el cargo en unas controvertidas elecciones.

El movimiento de protestas pacíficas, encabezado por estudiantes universitarios e incluso de educación secundaria, comenzó el pasado mes de julio y no ha dejado de cobrar fuerza desde entonces, pese a los intentos del Gobierno de descabezarlo al detener a sus líderes.

La principal demanda del movimiento estudiantil, que comenzó el 18 de julio y ha ido cobrando fuerza, es la dimisión del Gobierno, encabezado por el general golpista Prayut, y una nueva Constitución, ya que la actual fue redactada por la antigua junta militar (2014-2019), además de reducir la influencia del Ejército en la política.

Pero la demanda más audaz, y controvertida, de los estudiantes y sus partidarios es la reforma de la monarquía, un tema tabú hasta hace poco por el gran respeto y temor que ha inspirado la institución y la dura ley de lesa majestad, que prevé penas de hasta 15 años de cárcel para quien critique a la corona.

(c) Agencia EFE