Expertos de la ONU piden un debate urgente sobre China en el Consejo de DD.HH.

·2  min de lectura

Ginebra, 7 sep (EFE).- El conjunto de expertos en derechos humanos de la ONU pidió hoy que se convoque una sesión urgente del Consejo de Derechos Humanos para abordar el reciente informe sobre la situación de la minoría musulmana uigur en China, el cual describe los crímenes de los que son víctimas.

"La comunidad internacional no puede ni debe ignorar" ese documento, elaborado por la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y difundido poco antes de que la ex alta comisionada, Michelle Bachelet, concluyese su mandato la semana pasada.

El informe concluye que el alcance y el aspecto discriminatorio de las detenciones arbitrarias de uigures y miembros de otras minorías predominantemente musulmanas, entre otras violaciones masivas, pueden constituir crímenes contra la humanidad.

Además, se relatan hechos relacionados con torturas, tratamientos médicos forzados y exámenes ginecológicos invasivos, así como políticas coercitivas de control de la natalidad y planificación familiar.

"Las políticas y prácticas de China han limitado el ejercicio legítimo del derecho a la libertad de religión y creencia, a una vida de familia, así como los derechos reproductivos de las mujeres, la libertad de expresión, reunión, a la privacidad", entre otros, denunciaron más de cuarenta expertos de la ONU.

Frente a estas violaciones, que quedaron reflejadas en el informe de la oficina que dirigía Bachelet - cuyo sucesor o sucesora todavía no se ha anunciado -, los expertos piden al Consejo de Derechos Humanos que cree un instancia especial o un grupo de expertos dedicado a hacer un seguimiento de la situación en China.

El Consejo empieza el próximo lunes, día 12, una sesión de cuatro semanas en la que China no figura en la agenda en vista de que la investigación que dio lugar al informe fue una iniciativa de Bachelet y no una instrucción de este órgano de la ONU.

No obstante, un grupo de países occidentales en Ginebra está buscando la vía para lograr un debate sobre el informe. De conseguirlo, sería la primera vez que la situación de los derechos humanos en China sería abordada de manera formal en el Consejo.

El informe de la ONU sobre la represión de las minorías musulmanas en China -entre las cuales la comunidad uigur es la más numerosa- ha sido saludado por su solidez y profundidad tanto por responsables políticos, diplomáticos y organizaciones civiles.

(c) Agencia EFE