Expertos hallaron la causa de los raros casos de coágulos que se produjeron con las vacunas de AstraZeneca

·3  min de lectura
El origen del origen de coágulos en algunos casos de personas vacunadas con AstraZeneca es estudiado por científicos
El origen del origen de coágulos en algunos casos de personas vacunadas con AstraZeneca es estudiado por científicos

Un equipo de científicos de Gales y Estados Unidos considera haber hallado “el desencadenante” de los coágulos de sangre extremadamente raros después de que se administró la vacuna AstraZeneca.

El equipo, de acuerdo a lo que informó la BBC, mostró en detalle que una proteína en la sangre es atraída por un componente clave de la vacuna ideada en Oxford. Esto desencadena una reacción que involucra al sistema inmunológico y que puede culminar en el surgimiento de coágulos peligrosos.

“Lo que tenemos es el detonante, pero hay muchos pasos que deben suceder a continuación”, dijo a la BBC Alan Parker, uno de los investigadores de la Universidad de Cardiff que intervino en el estudio, publicado en la revista Science Advances.

“Aunque la investigación no es definitiva, ofrece conocimientos interesantes y AstraZeneca está explorando formas de explotar estos hallazgos como parte de nuestros esfuerzos para eliminar este efecto secundario extremadamente raro”, explicó por su parte, un portavoz de la compañía farmacéutica anglo-sueca. La Universidad de Oxford, por otro lado, se negó a comentar sobre la investigación.

Según AstraZeneca, a raíz de los raros casos de coágulos de sangre, se redujo el uso de este tipo de inmunizante en todo el mundo y ahora se utilizan vacunas con tecnología más modernas, con ARN mensajero.

Datos clave

Hubo dos pistas iniciales para los investigadores que investigaban los raros coágulos de sangre: El mayor riesgo de coágulos se observó solo con algunas de las tecnologías de vacunas; las personas con coágulos tenían anticuerpos inusuales que atacaban una proteína en la sangre llamada factor cuatro plaquetario.

Todas las vacunas utilizadas en el Reino Unido intentan entregar un fragmento del código genético del virus Covid en el cuerpo para que el sistema inmunológico se active en el caso de ser infectado.

Algunos codificaron esos códigos genéticos en esferas de grasa, mientras que la vacuna de AstraZeneca lo codificó en un adenovirus (específicamente un virus del resfriado común de los chimpancés).

La superficie exterior de ese adenovirus, según detallan en su estudio, publicado en la revista Science Advances, atrae la proteína del factor cuatro plaquetario como un imán. El profesor Alan Parker, uno de los investigadores de la Universidad de Cardiff, dijo a BBC News: “El adenovirus tiene una superficie extremadamente negativa, y el factor cuatro de plaquetas es extremadamente positivo y las dos cosas encajan bastante bien”.

De acuerdo al estudio, se cree que el sistema inmunológico comienza a atacar el factor plaquetario cuatro después de confundirlo con parte del adenovirus extraño al que está adherido. Así es como los anticuerpos se liberan en la sangre, se agrupan junto con el factor plaquetario cuatro y desencadenan la formación de coágulos de sangre peligrosos.

Parker concluyó que aún se debe investigar el proceso que le sigue a ese fenómeno biológico: “Lo que tenemos es el detonante, pero hay muchos pasos que deben suceder a continuación (...) Nunca podría haber predicho que hubiera sucedido y las posibilidades son muy pequeñas, por lo que debemos recordar el panorama más amplio de la cantidad de vidas que esta vacuna ha salvado”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.