Los expertos evalúan como muy potentes los tornados que dejaron daños severos entre Texas y Oklahoma

Estos fenómenos provocaron al menos la muerte de dos personas, una en cada estado, así como varios heridos, estructuras en ruinas y daños de gran envergadura. Uno de los tornados se calificó como EF3 por su poderío destructor.