Expertos: decisión de GN en el Metro sigue una lógica política

CIUDAD DE MÉXICO, enero 13 (EL UNIVERSAL).- La decisión de los gobiernos capitalino y federal para que 6 mil 060 elementos de la Guardia Nacional vigilen desde ayer el Metro tiene más una lógica política que de seguridad, y es un distractor ante la falta de mantenimiento y recursos que han derivado en accidentes que tratan de disfrazarse como sabotajes para victimizarse.

Así lo afirmaron expertos en seguridad, quienes señalaron que no tiene ninguna lógica llevar ese número de efectivos porque ni siquiera, si fuera cierto el escenario del sabotaje, están preparados. Además, en la Ciudad hay 90 mil policías que pueden realizar esa labor.

Alejandro Hope, analista de seguridad y columnista de EL UNIVERSAL, calificó la decisión como "muy extraña" porque se busca transferir responsabilidades, repartir culpas, acusar de un presunto sabotaje, todo ello con la "lógica más política que de seguridad".

"No se necesitaría a la Guardia Nacional en el Metro si en la Ciudad de México hay 90 mil policías. Además, los guardias nacionales no están preparados para tareas de investigación, para lo cual en lugar de este despliegue mediático, se debe invertir en reforzar el sistema de cámaras de vigilancia", dijo.

Cuestionó la medida del gobierno local, avalada por el Presidente, ya que, consideró, busca transferir responsabilidades y decir: "No somos nosotros los responsables de los accidentes en el Metro, son otros los malvados que por alguna razón nos están saboteando".

"Es ilógico que destines 6 mil elementos de la Guardia Nacional al Metro, es decir, un número mayor que en estados como Zacatecas, donde hay una gran inseguridad, violencia, homicidios. Habrá prácticamente más guardias en los vagones que en cualquier estado. Es claro que se trata de proteger a Claudia Sheinbaum", agregó.

Francisco Rivas, experto en seguridad y director del Observatorio Nacional Ciudadano, dijo que la decisión es sólo "una manera para distraer a la opinión pública de los problemas reales que tiene el principal sistema de transporte".

Argumentó que si existiera sabotaje, no ocurriría en los andenes, pasillos o torniquetes, sino en los túneles, en las vías, en donde se resguardan los convoyes, donde no estará la GN.