Expertos en cepo: cómo argentinos se dolarizan sin límites y compran con rebajas de 50% productos importados

Alejandro D'Agostino
·8  min de lectura

El dólar blue ya parece el conejo de juguete de las publicidades de pilas: no detiene su marcha. Ante un escenario macroeconómico que no da certezas, los argentinos siguen el día al día de la divisa estadounidense para ver cuál será su próxima jugada..

Al estilo de una mamushka, el aumento del billete verde es una gran muñeca rusa que encierra otros problemas, en especial, su potencial traspaso a precios y el consiguiente efecto inflacionario.

Sin embargo, hoy afecta con mayor fuerza a los bienes durables importados o cuyos componentes provienen principalmente del exterior, como por ejemplo, computadoras y otros electrónicos que incrementaron fuertemente sus importes o, directamente, van desapareciendo de las góndolas.

En efecto, la situación actual no sólo impide que los argentinos atesoren billetes verdes, sino que también los excluye de "ahorrar" al adelantar compras de estos productos.

Se trata de un cóctel fatal que combina:

  • Escasa producción global de componentes, ya que el mercado de PC venía amesetado por el avance de los móviles y la pandemia redujo su disponibilidad

  • Suspensiones de la actividad en las plantas argentinas debido a las políticas de aislamiento y turnos con menor cantidad de operarios

  • Mayores trabas para que los importadores adquieran divisas para ingresar componentes o notebooks completas

Pero los argentinos ya encontraron la forma de resolver este puzzle cambiario a fuerza de ingenio y herramientas digitales. Y consiguen descuentos de hasta el 50% en electrónica.

Cómo dolarizarse

Tal como adelantó iProUP en exclusiva, los argentinos están operando cada vez más en Airtm, una aplicación que permite el canje de saldos en cuentas bancarias, fintech y plataformas de pago (como PayPal), entre otros medios.

Así, posibilita el acceso a "dólares digitales" con pesos de manera ilimitada, a precio blue y sin ni tocar el cupo, ya que no accede al mercado de cambio ni informa al Banco Central.

"AirTM es una billetera digital con una cuenta en AirUSD, una especie de criptomoneda atada al dólar. Está regulada por la FINCEN (Red de Control de Delitos Financieros de EE.UU.), que audita que haya un dólar por cada AirUSD de los usuarios", cuenta a iProUP Gastón Levar, integrante argentino de la firma.

La plataforma quiere convertirse en el principal rival de PayPal, que recogió el guante: no sólo permite pagos entre usuarios, sino que además anunció sus propios servicios para ahorrar, comprar, transferir y hasta abonar con divisas virtuales.

Levar remarca que la principal ventaja de la plataforma es que "permite depositar pesos, congelar el valor en dólares y retirarlos en cualquier momento en que se desee".

Para ello, Airtm plantea un marketplace en el que los usuarios pueden comprar y vender con otras personas de todo el mundo saldos digitales de 500 sistemas, entre ellos:

  • Bancos: de Argentina o el exterior

  • Billeteras digitales y sistemas de pago: Mercado Pago, PayPal, Payoneer, Skrill, etc

  • Tarjetas de regalo: Amazon, eBay, Google Play, Apple, etcétera

  • Plataformas de juegos: Steam, PlayStation Network, etcétera

  • Criptomonedas: Bitcoin, Ethereum, DAI, etcétera

adsf
adsf

La Argentina es el segundo mercado en importancia para la plataforma de intercambio de saldos Airtm

La plataforma utiliza un sistema de "cajeros" humanos. Es decir, usuarios en los que confía la plataforma para que se encarguen de tomar los pedidos para cambiar saldos (por ejemplo, canjear 1.000 pesos por dólares en PayPal), recibir esos pagos y acreditar el saldo en la cuenta del comprador.

Según Levar, en las últimas semanas se ha producido un fuerte crecimiento en el uso de la plataforma por parte de los argentinos, el segundo mercado de importancia para AirTM sólo superado por Venezuela.

Pero destaca el caso del "rulo" de las tarjetas de regalo de Amazon, que se venden en la plataforma con un 30% de descuento con respecto a su precio nominal. Luego las venden al precio "real" convertido a pesos (cotización blue) en Mercado Libre.

Restando el 13% de comisión del unicornio y los u$s0,40 de tarifa fija de Airtm, se quedan con 17% de ganancia y adquieren más giftcards para repetir la operación ("rulo") o, como dicen en Airtm, "ciclar" fondos.

Pero, además, Levar advierte que "estas giftcards también permiten comprar cualquier producto en Amazon, salvo otras giftcards". Por lo que los argentinos se lanzaron a adquirir electrónica y otros productos importados.

Comprar en el exterior

Tal como viene informado este medio, la oferta de notebooks, tablets y otros equipos electrónicos es cada vez menor. Así lo demuestran las cifras aportadas a iProUP por ComparaCity, que sondea los principales supermercado y retailers:

  • Una notebook de 14" de gama baja pasó de $75.000 a $95.000 en la primera quincena de octubre (+28%). Pero el stock es casi inexistente

  • Un equipo de especificaciones medias avanzó de $160.000 a $221.000 (+40%)

  • En el tope de la gama, una portátil potente casi se duplicó: $229.000 a $447.000

La escasez y precios altos redujo la comercialización de estos equipos. Según datos aportados por la consultora Nielsen a iProUP, las ventas de electrónica bajaron fuertemente en los últimos meses:

  • En abril se vendieron 7.608 notebooks y 39.695 celulares en supermercados

  • En julio, esas cifras bajaron a 3.594 (-53%)y 24.264 (-40%)

  • En octubre, se redujeron a 2.506 y 18.036. Es decir, las portátiles se redujeron un tercio y lo teléfonos, la mitad con respecto al principio de la cuarentena

Al mismo tiempo, crecen las operaciones con Amazon Global, un servicio del gigante del ecommerce que permite adquirir productos de varios rubros y recibirlos en la Argentina.

Cada vez más argentinos se animan a adquirir computadoras en el exterior
Cada vez más argentinos se animan a adquirir computadoras en el exterior

Cada vez más argentinos se animan a adquirir computadoras en el exterior

Se trata de un "puerta a puerta": además del precio del producto, se abonan los cargos de envío y aduana y llega al hogar por correo privado. Como muestra del éxito de la propuesta, en las últimas semanas creció en popularidad el twitter @OporOnlineAr, que lista ofertas "imperdibles" en Amazon Global y los testimonios de los usuarios que recibieron los artículos.

Según Levar, los argentinos están aprovechando las gift cards de Amazon "porque son impulsivos: quieren ahora el iPhone 12, la PlayStation 5". De hecho, revela que hubo una avalancha de usuarios locales "que compraron el iPhone 11 ni bien bajaron los precios cuando se anunció el 12".

Así, fondeando con pesos la cuenta de Airtm y comprando tarjetas de regalo de Amazon con un 30% de descuento se consigue un dólar de aproximadamente $130. Es decir, igual a la cotización "ahorro" y sin ocupar el límite. Y se acceden a las siguientes ofertas:

Para Levar, esta es "la única opción que tiene un gamer o un diseñador para comprar tecnología, ya que no puede ahorrar en pesos para comprarse una de esas computadoras".

¿Es legal?

Las operaciones con plataformas de fondos digitales y monedas virtuales suelen estar en un gris legal y tributario. Si bien el Banco Central impidió las recargas con tarjetas en PayPal, los expertos afirman que es lícito cobrar trabajos y operar con saldos de plataformas.

"La compra de activos digitales, como saldos en PayPal, no está vedada por la ley. Es una operatoria similar al Bitcoin", afirma a iProUP Guillermo Navarro, abogado experto en derecho tecnológico y fundador del estudio Bildenex.

Y completa: "Hacen intermediación, que está permitido. Sólo deben cumplir con las normas de KYC (conocé a tu cliente) y fiscales".

También remarca que recibir saldos de PayPal, tampoco es ilícito. "Como te abonan por un servicio digital, se trata de un pago en especie. No tenés obligación de liquidarlo, porque ese dinero no está en ningún lado", remarca.

Y ejemplifica: "Una remuneración por PayPal o Bitcoins es como que te paguen con un kilo de sal. No tengo obligación de declarar algo que no es dinero y, técnicamente, un saldo digital no es dinero".

En el caso de recibir honorarios, Navarro advierte que "existe la obligación de facturar el servicio, pero para muchas actividades el emisor de los fondos no requiere una factura".

"Si se hace una factura E, hay 180 días para cobrar. Los fondos digitales no son regulados el por Banco Central, pero siguen siéndolo por AFIP por la obligación tributaria", señala.

No hay que darles: los argentinos se las ingenian para armar el rompecabezas que les propone el escenario cambiario. Para ellos, saltar el cepo ya es casi un juego de niños.