Los expertos analizan el panorama covid en China: “Se esperan unas semanas complicadas”

Un paciente con covid, acostado boca abajo en una camilla del hospital de Tianjin (China), el 28 de diciembre de 2022.
Un paciente con covid, acostado boca abajo en una camilla del hospital de Tianjin (China), el 28 de diciembre de 2022.

Un paciente con covid, acostado boca abajo en una camilla del hospital de Tianjin (China), el 28 de diciembre de 2022.

“En algún momento tenía que explotar”, era “esperable”, vienen “unas semanas bastante complicadas”, toca “seguir vigilando y vacunando”. Estas son, a grandes rasgos, las respuestas que ofrecen los expertos cuando se les pregunta por la situación que vive China con el covid, por sus causas y por las consecuencias que podría suponer para el resto del planeta. 

Reconocen que la estrategia de ‘covid cero’ aplicada durante tres años en el gigante asiático era ya insostenible; no obstante, el momento en que han sido levantadas la mayoría de restricciones –a principios de diciembre, tras una oleada de protestas civiles– coincidía con un aumento en la curva de contagios. Y esto, sumado al hartazgo de la gente tras años de encierros y a las deficiencias en la vacunación, ha dado como resultado el panorama actual. 

Mientras que las cifras oficiales han dejado de ser una referencia en la que basarse, otros cálculos apuntan a que cada día podrían producirse más de 35 millones de contagios en China (en una población de 1.400 millones). 

Si en Europa estamos en otra fase es “gracias a la vacuna”

Dejando a un lado la ‘guerra’ de cifras, los países y organizaciones internacionales ya han expresado en mayor o menor medida su preocupación por lo que ocurre en China. Varios epidemiólogos y un microbiólogo consultados por El HuffPost señalan, por su parte, que la situación les inquieta más por lo que pueda pasar dentro de las fronteras chinas que fuera de ellas. Y esta diferencia se debe, básicamente, a la vacunación, punto clave en este estallido de casos. Así, por ejemplo, mientras que el 93% de la población mayor de 12 años en España tiene la pauta completa de la vacuna frente al covid, sólo el 40% de los chinos mayores de 80 años han recibido la dosis de recuerdo, según datos del Washington Post.

Sanitarios explican a la población y personal de limpieza de zonas rurales cómo prevenir la propagación el virus. En la provincia de Jiangsu, China, el 28 de diciembre.
Sanitarios explican a la población y personal de limpieza de zonas rurales cómo prevenir la propagación el virus. En la provincia de Jiangsu, China, el 28 de diciembre.

Sanitarios explican a la población y personal de limpieza de zonas rurales cómo prevenir la propagación el virus. En la provincia de Jiangsu, China, el 28 de diciembre.

Si en Europa “hemos superado la fase inicial” de la pandemia ha sido “gracias a la vacuna”, afirma Salvador Macip, doctor en Medicina, que considera que el panorama actual en China pone precisamente de manifiesto la importancia de una buena vacunación. Explica Macip que el plan de vacunación en China no ha funcionado bien, no sólo por las bajas tasas en la población más vulnerable, sino porque “han usado vacunas que no son tan efectivas”.  

El Gobierno chino no autorizó el uso de vacunas de ARN mensajero –como las de Pfizer y Moderna– y apostó todo a las vacunas nacionales, como las de Sinovac o Sinopharm, que pueden tener hasta un tercio menos de efectividad. Para Daniel López Acuña, exdirector de la Acción Sanitaria en Crisis de la OMS, China “debería haber intensificado los esfuerzos para tener una mejor cobertura de vacunación” antes de “levantar repentinamente las restricciones”.

La política de 'covid cero' no se puede mantener toda la vida. Cuando han levantado las restricciones, el país se ha encontrado con la realidadSalvador Macip

Como además la población apenas ha estado en contacto con el virus desde que comenzó la pandemia, su nivel de inmunización es “relativamente bajo”, apunta Macip. “Con ‘covid cero’ no se nota, pero esta política no se puede mantener toda la vida por motivos económicos, sociales y psicológicos”, sentencia el experto. De modo que cuando se han levantado las restricciones, el país se ha encontrado “con la realidad”. “Si no hay una buena protección, es muy difícil controlar a un virus tan contagioso”, dice Macip.

“Que sirva para que el mundo no menosprecie al virus”

Si algo bueno se puede sacar de este drama es que “tiene que servir para el resto del mundo, para no menospreciar el virus”, propone el doctor. “No es que ahora el virus sea más leve, es que estamos bien vacunados”, zanja. “Mientras vacunemos, iremos aguantando, pero no se puede olvidar. Hay que seguir vacunando y vigilando, porque el virus va a seguir mutando. Puede volver a pasar”, advierte Salvador Macip.

La cuestión de las posibles mutaciones es algo que aparentemente preocupa a países como Estados Unidos, que impondrá pruebas PCR a los viajeros procedentes de China. Los expertos consultados por El HuffPost, en cambio, ‘matizan’ esta preocupación. Admiten que la aparición de nuevas variantes está fuera de toda duda, pero recuerdan que esto ha ocurrido desde el comienzo de la pandemia, y que en Occidente hay transmisión comunitaria sostenida desde hace tiempo, por lo que las variantes también podrían surgir de este lado del mundo.

Circula más virus en el resto del planeta que en ChinaMario Fontán

“Aunque China sea un país muy poblado, en términos proporcionales circula más virus en el resto del planeta que en China”, indica Mario Fontán, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. El hecho de que el virus circule libremente en China es una “situación novedosa que habrá que vigilar”, pero no considera que vaya a darse un “cambio de escenario radical” en cuanto al covid.

“Me preocupa más lo que pueda ocurrir a la población china que al resto del mundo”, reconoce Fontán, en referencia al “descontrol” de la situación, al “colapso del sistema sanitario” y a la “sobresaturación” que vive China, y que “nos recuerda a marzo de 2020” (en Europa). López Acuña augura que “las implicaciones para la población china serán una incidencia elevadísima, un colapso asistencial de grandes proporciones y una mortalidad muy elevada”, alerta.

Si hay muchos casos y China no está cerrada, evidentemente se propagarán, pero no creo que aquí tenga un impacto muy fuerte, gracias a la vacunación

Salvador Macip coincide, en general, con sus colegas. Desde este lado del mundo, dice, “no hay que tener miedo” a revivir las peores escenas pandémicas. “Si hay muchos casos y China no está cerrada, evidentemente se propagarán, pero no creo que tenga un impacto muy fuerte, gracias a la vacunación”, apunta. Aprovecha Macip para animar a la población a ponerse la cuarta dosis de la vacuna, teniendo en cuenta que la inmunidad decae con el tiempo.

“Variantes van a surgir”

Raúl Rivas, catedrático de Microbiología de la Universidad de Salamanca, señala también que el “peligro” de que aparezcan nuevas variantes amenazantes “siempre está presente”. “Hay más facilidad cuando más personas estén infectadas, por lo que China es ahora el nicho perfecto”, afirma. 

De este modo, Rivas advierte de que “variantes van a surgir”, pero aun así considera que pillarán a Occidente relativamente ‘preparado’. “Tenemos una inmunidad híbrida por la vacunación y las infecciones pasadas, así que afrontamos la situación de otra manera”, apunta el microbiólogo. Posiblemente no salgan tan bien paradas otras zonas del mundo con peores coberturas, alerta López Acuña: el “efecto en cascada” que puede tener la oleada china en el resto del planeta se notará “especialmente en los países más pobres con muy baja cobertura vacunal”, sostiene.

Tenemos una inmunidad híbrida por la vacunación y las infecciones pasadas, así que afrontamos la situación de otra maneraRaúl Rivas

Más allá de los análisis que puedan hacerse de la situación, los expertos sostienen que China no tenía muchas más salidas aparte de levantar su política de ‘covid cero’. “Sabían lo que se les podía venir encima, pero era imposible mantener esa política en el tiempo”, opina Rivas.

La política de ‘covid cero’ fue “buena durante un tiempo” –sostiene Salvador Macip–, “para dar a la población tiempo a vacunarse”, dice. Sin embargo, China no ha aprovechado del todo estos tres años de restricciones y ahora “se han quedado un poco al descubierto”, considera el experto. 

“Esperan unas semanas bastante complicadas”

Para Pedro Gullón, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, la situación de China es “relativamente mala en estos momentos” y le “esperan aún unas semanas bastante complicadas”, augura. Se cree que en algunas zonas del país, como la capital, Pekín, podrían haber llegado ya al pico de contagios; no obstante, el pico de hospitalizaciones suele darse un par de semanas después.

Pacientes con covid, en el hospital de Tianjin, el pasado 28 de diciembre.
Pacientes con covid, en el hospital de Tianjin, el pasado 28 de diciembre.

Pacientes con covid, en el hospital de Tianjin, el pasado 28 de diciembre.

Cuando se le pregunta a Gullón cómo puede afectar esto al resto del planeta, el epidemiólogo responde que todavía resulta “incierto”. Con todo, “no veo signo de que pueda ser extremadamente grave”, admite. “Si en el 85% del mundo [el porcentaje de población mundial excluyendo a China] hubiera pocos casos, preocuparía la entrada del virus en lugares sin transmisión comunitaria”, dice. Sin embargo, el epidemiólogo recuerda que en Europa ha habido y hay transmisión comunitaria “de forma continua”. “En España no está controlada la transmisión, ni de lejos”, asegura Gullón. De modo que el impacto de la circulación del virus en China podría ser “muy pequeño” en esta parte del mundo donde el virus nunca ha dejado de circular en los últimos tres años.

“El control de fronteras tendría que ser de otra manera”

Sobre la imposición de pruebas PCR a los viajeros procedentes de China, como han aprobado Italia y Estados Unidos, tampoco hay convicción total entre los epidemiólogos. Mientras que Daniel López Acuña considera que la Unión Europea, o “España individualmente”, deberían “establecer el requisito de una PCR negativa” a estos viajeros a modo de “dique preventivo”, Pedro Gullón opina que “el control de fronteras tendría que ser de otra manera”, pues, en su opinión, esas PCR “sólo retrasan el tiempo de llegada” del virus. Así, por ejemplo, un viajero con una PCR negativa ha podido contagiarse en el avión y en unos días empezar a transmitir el virus, o bien puede estar en período de incubación y dar negativo en la prueba.

Si en España tienes un resfriado y nadie te hace pruebas, ¿vale la pena poner bajo observación a la población china y no a los nacionales?

Por no hablar de la doble vara de medir, que saca a colación Salvador Macip. “Si en España tienes un resfriado y nadie te hace pruebas, ¿vale la pena poner bajo observación a la población china y no a los nacionales de aquí?”, plantea. Macip –como otros de sus colegas consultados para este artículo– critica que los países, por decisión propia, hayan dejado de detectar y vigilar sus casos pero miren ahora con recelo a los que puedan venir de fuera. A Gullón y a Fontán les recuerda a los momentos racistas que se vivieron con la primera oleada de coronavirus. 

En suma, Salvador Macip considera que a la población general le “sorprende” mucho lo que está ocurriendo estos días en China porque, de algún modo, “hemos pasado página mentalmente” del covid. Y es lógico, claro, pero “siempre teniendo en cuenta que seguimos en pandemia”, recuerda el experto. 

Related...