Experto ONU: Mundial catarí es "oportunidad perdida" en DDHH

·2  min de lectura
EXPERTO ONU-QATAR (AP)
EXPERTO ONU-QATAR (AP)

Realizar el Mundial de fútbol en Qatar, un país donde la homosexualidad es ilegal, es una “oportunidad perdida” para hablar sobre derechos humanos en el país árabe, dijo el costarricense Víctor Madrigal-Borloz, la máxima autoridad de Naciones Unidas en temas de diversidad sexual.

Madrigal-Borloz, experto independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación por orientación sexual e identidad de género de la ONU, dijo durante una entrevista reciente con The Associated Press que la FIFA, ente rector del fútbol a nivel mundial, debería plantearse cuestiones de derechos humanos a la hora de escoger sede para el Mundial.

“La FIFA, en mi opinión, tiene que integrar de una manera más clara y más determinante consideraciones en materia de derechos humanos en la escogencia de quienes son elegidos como anfitriones de estos eventos y obviamente una parte integral de las consideraciones de derechos humanos son las relacionadas con las personas LGBT y también, en el caso de Qatar, las poblaciones de trabajadores migrantes,” señaló el experto.

Qatar es criticado desde hace tiempo por organizaciones sin ánimo de lucro que han denunciado la explotación y malas condiciones de vida de migrantes que construyen los estadios de fútbol para el Mundial. El país también ha sido criticado por criminalizar a la comunidad LGBT (lesbiana, gay, bisexual transgénero y transexual).

El Mundial arrancará el 20 de noviembre. Portavoces de la FIFA no respondieron de forma inmediata a un pedido de comentario de la AP.

Las autoridades de Qatar han dicho que turistas LGBT que vayan al Mundial no se verán discriminados ni serán sujetos a legislación penal, sin embargo Madrigal-Borloz se pregunta qué pasará con ellos cuando no estén en los estadios o qué ocurrirá con los que viven en Qatar.

“Para quienes se quedan en el país sabemos que este es el Mundial más vigilado. La impresión es que no va a haber una sola cara en un estadio que no va a estar registrada a través de medios electrónicos. Entonces qué va a pasar con las personas (LGBT) que se quedan? Y no sólo las que se quedan después del partido sino las que se quedan en Qatar, en un estado en el cual se criminaliza su orientación sexual, es decir, que nacen criminales por el simple hecho de quienes son,” señaló el costarricense.

Madrigal-Borloz explicó que él no tiene ninguna posición oficial con respecto a la celebración del Mundial en Qatar y que tampoco estuvo involucrado en ningún aspecto de su organización.

“Estas son preguntas que yo creo sería importante plantearse,” dijo. Con formación de abogado, el costarricense tiene el puesto de Experto Independiente desde el 2018 y vive en Washington.

—-

La periodista de Associated Press Gisela Salomon contribuyó a este reporte desde Miami.