Experto aclara qué probabilidad de sobrevivir de los niños con rabia

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., diciembre 29 (EL UNIVERSAL).- El pasado martes 27 de diciembre, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó en conferencia de prensa matutina la situación de los tres menores contagiados con rabia en Oaxaca.

También dio a conocer que los infantes son de Palo de Lima, municipio de Texmelucan, que se trata de tres hermanos; dos niñas, una de dos y otra de ocho años, así como del niño de siete años.

Hasta este miércoles, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) informaron el deceso del niño y esta mañana el médico infectólogo, Alejandro Macias, escribió en su cuenta de Twitter que las niñas tienen pocas o nulas posibilidades de sobrevivir.

¿Qué probabilidades de sobrevivir tienen los niños contagiados con rabia en Oaxaca?

Macias argumentó que en caso de que la rabia se haya establecido en el cerebro; la mortalidad es superior al 99.9 por ciento, pero podría haber salvación si se actuó a tiempo.

"Al parecer uno de los dos niños sobrevivientes de episodio de rabia en Oaxaca tiene encefalitis y el otro no. Si la rabia humana se ha establecido pues llegó al cerebro, la mortalidad es superior al 99.9%. Si se actúa antes de eso, hay salvación; de lo contrario, no hay salida", escribió.

Sin embargo, en otro tuit publicó que si el diagnóstico es correcto, las niñas no tienen salvación.

"Ha muerto en Oaxaca uno de los 3 niños con sospecha de rabia por mordeduras de murciélago. Por desgracia, sí el diagnóstico es correcto, los otros dos no tienen salvación".

¿Qué pasa cuando la rabia llega al cerebro tras una mordedura?

De acuerdo con un artículo publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés), la rabia es una infección viral mortal que al llegar al cerebro causa una hinchazón o inflamación conocida como encefalitis.

Ésta a su vez, provoca síntomas como fiebre, dolor de cabeza, alteraciones del estado mental, a menudo acompañados por convulsiones, entre otros.

Asimismo, un artículo del Manual de Merck indica que la tasa de mortalidad varía de acuerdo con la causa, pero es mayor en los niños. "La gravedad de la epidemia debida al mismo virus varía durante diferentes años", indican.

Es importante mencionar que la rabia se propaga principalmente por medio de la mordedura de animales infectados, y como indicó López-Gatell, los infantes pudieron ser atacados por uno o más murciélagos.