Expertas de la ONU esperan que Argentina se convierta en modelo para Latinoamérica

Agencia EFE
·2  min de lectura

Ginebra, 31 dic (EFE).- Expertas en derechos humanos de la ONU celebraron hoy la legalización del aborto hasta la decimocuarta semana de embarazo en Argentina, aprobada el miércoles por el Sendo, y manifestaron su esperanza en que la ley adoptada en el país del Cono Sur sirva de modelo "para toda la región y más allá".

Las expertas calificaron esta ley de "revolucionaria" y "paso crucial para eliminar la discriminación contra las mujeres y las niñas", en un comunicado firmado por la relatora especial para la salud física y mental, Tlaleng Mofokeng, y otras miembros del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Mujer.

"Acogemos con beneplácito esta ley, que debería asegurar interrupciones de embarazos practicadas de manera más segura", señalaron.

Hasta ahora, Argentina permitía el aborto sólo en casos de violación sexual o cuando la salud de la mujer estaba en peligro, aunque en la práctica generalmente no estaba realmente disponible ni siquiera por estos motivos.

"La penalización del aborto no contribuía significativamente a disminuir las interrupciones de embarazos, sino que simplemente llevaba a las mujeres a abortos clandestinos e inseguros, y muchas mujeres murieron como resultado de ello", subrayaron las expertas en el comunicado.

Recordaron además que, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los países en los que las mujeres obtuvieron el derecho a interrumpir sus embarazos en los años 70 y 80, con mayor acceso a la información y a métodos anticonceptivos, tienen tasas más bajas de abortos.

El comunicado también recordó los varios intentos infructuosos de legalizar el aborto en Argentina en el pasado, por lo que aplaudieron "la extraordinaria movilización de los activistas del país, que contribuyó a la aprobación de esta ley".

"Ahora es importante que se aplique en todo el país y no sea usurpada por una agenda política o un dogma religioso", señalaron las expertas, quienes expresaron su preocupación por una cláusula de objeción de conciencia que permite que los profesionales de la salud no realicen abortos si ello va en contra de sus creencias.

(c) Agencia EFE