Experimento espacial arroja luz sobre luchas del sistema inmunitario

MÁS DESTACADO EN TECNOLOGÍA

Un experimento de un laboratorio que llegó al espacio hace dos años ha ofrecido nuevas pistas de por qué el sistema inmunitario de los astronautas sufre para adaptarse a un entorno de ingravidez, afirmaron científicos militares estadounidenses este lunes.

Los investigadores enviaron células encontradas en los vasos sanguíneos a la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés) y las dejaron allí durante seis días.

Entonces los astronautas introdujeron las células en una potente endotoxina lipopolisacárida, que causa una infección sanguínea generalizada conocida como septicemia.

Tras seis días de estar en el espacio, las células comenzaron a mostrar cambios genéticos típicos de la baja inmunidad característica de la ingravidez, una condición que a menudo se observa en los astronautas.

"Cuando añadimos el agonista (sustancia capaz de unirse a un receptor celular), no respondieron muy bien", afirmó Marti Jett, director del Programa Biológico de Sistemas Integrativos en el Comando Médico del Ejército estadounidense, que presentó los resultados en la conferencia de Biología Experimental 2013, que se celebra estos días en Boston.

Los científicos reprodujeron el experimento en la Tierra para ver cómo la infección progresaba en condiciones de gravidez normal en comparación con la del espacio.

El experimento ofrece nuevas pistas en la búsqueda para el tratamiento de la septicemia, que según los investigadores afecta a 750.000 personas cada día y que puede resultar mortal si no se trata. La septicemia es una de las principales causas de muerte después de una cirugía.

Investigaciones previas habían mostrado cómo permanecer en el espacio tiene una repercusión en la salud de los astronautas, que va desde la pérdida de la densidad de los huesos y los músculos hasta el aumento del riesgo de desarrollar enfermedades como el Alzheimer.

Además, los científicos militares se dieron cuenta, en el curso del estudio, de que los efectos eran similares entre las fuerzas especiales de los Army Rangers, que veían bajar su inmunidad cuando se encontraban bajo el estrés derivado de un régimen de entrenamiento intensivo.

Según Saralyn Mark, una consultora médica para la NASA que no estuvo involucrada en el estudio, los médicos están deseando saber más acerca del sistema inmunitario de forma que los astronautas pueden mantenerse sanos en misiones a largo plazo.

"El espacio es un entorno maravilloso para que los microbios florezcan, es como que están volviendo a casa, de alguna forma", relató a la AFP.

"Pero por otro lado está esta otra cuestión en la que el sistema inmunitario se está debilitando y es una ecuación muy difícil. Puede disponerte a una infección incrementada", añadió.

"¿Es el impacto de la microgravedad? ¿Es el impacto de la radiación en el sistema inmunitario? Estamos mirando a todos esos parámetros para ver cómo se adapta el cuerpo", concluyó.

Un experimento de un laboratorio que llegó al espacio hace dos años ha ofrecido nuevas pistas de por qué el sistema inmunitario de los astronautas sufre para adaptarse a un entorno de ingravidez, afirmaron científicos militares estadounidenses este lunes.

Cargando...