La experiencia de la depresión llega al escenario

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 18 (EL UNIVERSAL).- La persona deprimida es una puesta en escena que se gestó justa antes de la llegada de la pandemia, pero que ahora más que nunca se ha vuelto un montaje oportuno, por ser una condición por la que muchas personas atraviesan, pero no por eso tiene que ser abordada de manera trágica, según explica la actriz Carolina Politi.

"Es un viaje entrañable y cargado de humor, sobre todo para el espectador, además la historia es atractiva desde muchos puntos de vista", dijo Politi, quien se presentará con este monólogo en el Teatro Benito Juárez, los días 19, 20, 21 y 22 de agosto.

La actriz considera que es fundamental hablar del tema de la depresión, no sólo porque se está experimentando con más profundidad debido a la pandemia, sino porque es algo que desde siempre se ha vivido pero se calla porque resulta algo vergonzoso.

"Porque son nuestros lugares más íntimos, más profundos y más lastimados, entonces hablarlo ahora en tiempo de pandemia es necesario y me doy cuenta de que en este momento estamos mucho más receptivos, posiblemente antes no se nos hubiera ocurrido hacer una obra con este título".

La persona deprimida tiene como protagonista a una mujer, quien narra en tercera persona los diferentes estadios de la depresión, también explica cómo su relación con sus padres marcó su vida y los conflictos con ellos son los causantes de sus problemas actuales, además de su círculo de ayuda, a quien puede llamar cuando necesite expresar sus sentimientos.

El autor David Foster Wallace, escritor y filósofo norteamericano, vivió con depresión durante 20 años, situación que plasmó en su obra hasta que la enfermedad le ganó la batalla y terminó suicidándose en 2008.

"Lo que vas descubriendo cuando la lees, la ves y la actúas, es que hay una liga inseparable de esas palabras con lo que nos pasa a todas las personas, entonces el viaje sin duda es personal para el actor y por lo tanto para el espectador. Realmente no se siente que se esté hablando de algo fuera de este mundo, es algo muy cercano, pero lo que hace el teatro es alejarnos un poco de ello para poder verlo, ese es el juego del teatro".

Esta es la primera vez que Carolina Politi trabaja con el director argentino Daniel Veronese, quien montó esta obra a inicios de 2020 en Argentina.

"Ha sido un verdadero placer y un deseo que no pensé que se fuera a cumplir, porque de alguna manera es tener acceso a su discurso, a su manera de trabajar y poder tener una especie de actualización actoral, es algo que me está poniendo de nuevo frente a cosas que me parecen necesarias de mi profesión, así que ha sido un verdadero gusto encontrarme con Daniel Veronese".

Carolina Politi tiene la oportunidad con La persona deprimida, de estar sola en el escenario por primera vez, un desafío que asegura está disfrutando al máximo.

"El hecho de estar en escena jugando directamente con el público, es una de esas oportunidades que sí provocan miedo y nervios, porque cada vez se tiene que probar el suceso y el encuentro, y no hay manera de repetirlo, con un monólogo es urgente que uno pueda transitar momento a momento para que de verdad suceda y el mensaje llegue a todos".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.