A pesar de la expectativa de Nicolás Maduro, Biden no prevé contacto "en el corto plazo"

LA NACION
·2  min de lectura

WASHINGTON (AFP).- El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden aclaró que no prevé contactos directos con el mandatario venezolano Nicolás Maduro, quien ha pedido una mejora de las relaciones tras la tensión con la Casa Blanca de Donald Trump.

"Ciertamente no esperamos ningún contacto con Maduro en el corto plazo", admitió el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, llamándolo "dictador".

Price sostuvo que Biden y la vicepresidenta Kamala Harris continuarán con la política de Trump de reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, en su calidad de líder de la Asamblea Nacional democráticamente electa en 2015.

Coronavirus: Portugal, de pasar sin sobresaltos la primera ola a un colapso total

"El objetivo primordial del gobierno Biden-Harris es apoyar una transición democrática y pacífica en Venezuela a través de elecciones presidenciales y parlamentarias libres y justas y ayudar al pueblo venezolano a reconstruir sus vidas y su país", señaló el funcionario del Departamento de Estado.

"Maduro es un dictador. Su represión, corrupción y mala gestión han generado una de las crisis humanitarias más espantosas que ha visto este hemisferio", agregó al respecto.

Coronavirus: Asignaron a la Argentina 2,2 millones de dosis por Covax

Otrora una potencia petrolera, Venezuela vive una debacle económica agudizada desde la llegada al poder de Maduro en 2013, una situación que según la ONU ha provocado la salida del país de más de 5,4 millones de personas. Dos años después de romper relaciones diplomáticas con Estados Unidos, Maduro se declaró días atrás dispuesto a establecer "un nuevo camino" con el nuevo gobierno de Biden, y a "pasar la página" y establecer un nuevo camino en las relaciones bilaterales.

El mandatario, que no es reconocido por Estados Unidos, formuló la semana pasada declaraciones conciliatorias en un discurso ante partidarios desde un balcón del palacio presidencial de Miraflores, en el centro de Caracas.