Panamá: Gobierno instala mesa de diálogo, protestas siguen

·2  min de lectura

PANAMÁ (AP) — El presidente panameño Laurentino Cortizo instaló el jueves una mesa de diálogo para buscar una salida a los reclamos por el alto costo de los combustibles y los alimentos. Sin embargo, en el comienzo de las negociaciones en la capital panameña no estuvieron presentes los líderes de los movimientos que han protestado desde hace dos semanas.

“He considerado oportuno convocar e instalar un proceso... de un dialogo por Panamá para que participen todos los sectores sin exclusión, las alianzas que han planteado diferentes problemas, principalmente el costo de alimentos, combustibles, entre otros”, dijo Cortizo en el Centro de Convenciones de la Ciudad del Saber, en la capital, lugar en el que convocó a las conversaciones.

Los líderes magisteriales que iniciaron las movilizaciones a lo largo del país advirtieron que no se trasladarían a la capital para las conversaciones.

“No reconocemos la mesa que se instaló en Panamá en la Ciudad del Saber (la Capital)”, dijo a periodistas desde el interior del país Luis Sánchez, líder de la Asociación de Educadores de Veraguas (AEVE), la provincia donde comenzaron las protestas.

Sánchez señaló que se mantienen en reunión y esperan que el viernes representantes del gobierno presenten una propuesta coherente a sus demandas.

Las protestas y cierres de carreteras continuaron en Panamá y han comenzado a afectar el transporte de mercaderías y combustible y se ha reportado desabastecimiento en algunas partes del país.

Desde temprano las enfermeras, que la víspera anunciaron que se solidarizaban con las protestas, marcharon por calles de la contigua provincia de Panamá Oeste, mientras que tramos de la carretera en esa localidad fueron trancados. En la capital docentes y otros trabajadores marchaban nuevamente hacia la Asamblea Nacional.

La policía despejó una concurrida avenida en el populoso sector de San Miguelito, lo que causó la reacción de funcionarios de la Defensoría del Pueblo que argumentaron que no había necesidad de la acción policial y que habían llegado a un acuerdo con los manifestantes para abrir voluntariamente esa vía.

En la occidental provincia de Chiriquí -fronteriza con Costa Rica- indígenas que mantuvieron bloqueada la carreta interamericana la reabrieron luego de 24 horas pero no descartaron volver a cerrarla.

Las protestas -que comenzaron con demandas de los educadores en la central provincia de Veraguas- fueron sumando a otros gremios, movimientos y organizaciones obreras y sociales que juntos llevan a cabo las mayores manifestaciones antigubernamentales de los últimos años en Panamá.

La víspera el gobierno convocó a un diálogo para frenar las protestas, que no se aplacaron pese a las medidas anunciadas por el Ejecutivo para mitigar los aumentos como el control de precios de 10 productos de la canasta básica de alimentos y medidas de austeridad en el Estado, que se sumaron a un congelamiento temporal de los precios de los combustibles.

En tanto, la policía liberó a 17 personas que fueron aprehendidas la víspera en una protesta en una plaza cerca de la Asamblea Nacional, donde se han juntado casi a diario los manifestantes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.