Los exministros de Mauricio Macri, entre la “lealtad” al jefe político y la apuesta a sus propios proyectos

·5  min de lectura
Marcos Peña, Carolina Stanley, Hernán Lombardi, Fernando De Andreis, Jorge Faurie y Rogelio Frigerio
Marcos Peña, Carolina Stanley, Hernán Lombardi, Fernando De Andreis, Jorge Faurie y Rogelio Frigerio

La noche del martes 2, Mauricio Macri atendió el celular desde su casona en San Isidro. “Mauricio, mañana estoy ahí en Dolores para acompañarte”. La promesa era de la exvicepresidenta Gabriela Michetti, alejada de los flashes desde que dejó el poder, pero atenta a la cita judicial de su “amigo”, que debía declarar el día siguiente.

Michetti abandonó la política partidaria de manera casi total y está viviendo entre Laprida y la ciudad de Buenos Aires. Como ella, una buena parte de los exintegrantes del gabinete de Macri volvieron a la luz pública para apoyar al exmandatario, gestos con los que él se siente “agradecido” y que “sirven mucho” -dice- ante los “ataques” del kirchnerismo. Mientras los incondicionales siguen orbitando a su lado, un segundo grupo volvió al sector privado y otros más alejados del exmandatario apuestan con diferentes grados de sutileza al “proyecto” presidencial de Horacio Rodríguez Larreta para 2023.

El Gobierno califica de “pinochetista y rupturista” al ganador de la primera vuelta en Chile

En el grupo de los exfuncionarios “leales” aparecen, nítidos, Hernán Lombardi (Medios), Darío Nieto (secretario privado) y Fernando de Andreis (secretaría general), que acompañaron a Macri en sus dos pasos por el tribunal del juez Bava. Se suma a ellos Patricia Bullrich, que como presidenta de Pro encabeza el “ala dura” que respalda al exmandatario, aunque tampoco esconde que tiene sus propias ambiciones. “Mauricio está muy bien con la gente, se vio en las recorridas y es mentira lo que dicen algunas encuestas”, desafía Nieto en defensa de su jefe y contra las voces, incluso las internas, que enfatizan sobre su “mala imagen” en la sociedad.

El Jefe de Gabinete Marcos Peña en el programa Mesa Chica de LN+
Enrique Villegas


El exjefe de gabinete Marcos Peña asesoró a María Eugenia Vidal y sigue con su rol de asesor político-estratégico con clientes internacionales. (Enrique Villegas/)

Con un perfil menos visible, pero con actividad permanente, el exministro de Transporte Guillermo Dietrich se encargó de la fiscalización nacional y recorrió el país con el objetivo de “asegurar” los votos de las últimas elecciones. “La gente está muy angustiada, es lo mismo en todos lados, pero hay también un reconocimiento a lo que hicimos en el Gobierno”, dice a LA NACION Dietrich, que hoy trabaja como asesor de empresas privadas y colabora con una agencia de Turismo de su esposa. Con las limitaciones que impone su enfermedad, pero con entusiasmo renovado, el exministro de Educación Esteban Bullrich combinó su trabajo como senador con la campaña bonaerense.

El también exministro de Educación Alejandro Finocchiaro es dirigente de Pro “halcón” y ya diputado nacional bonaerense electo, lo mismo que Gustavo Santos, exministro de Turismo y una de las apuestas de Macri, pero en la provincia de Córdoba.

Nuevos mecanismos de financiamiento de la obra pública
Emiliano Lasalvia


Guillermo Dietrich se encargó de la fiscalización nacional en las últimas elecciones. (Emiliano Lasalvia/)

Mientras el excanciller Jorge Faurie intentó, sin éxito, ser candidato a senador por Santa Fe pero se quedó en las PASO, la lista de los exministros candidatos la cierra el extitular de Interior, Rogelio Frigerio, en Entre Ríos, aunque su caso es bien distinto: cercano a Rodríguez Larreta y Emilio Monzó, buscó y encontró una “tregua” con el exmandatario antes de su triunfo electoral, cuando compartieron una recorrida en tierras entrerrianas. “Hizo una elección histórica”, dicen cerca del expresidente en relación a Frigerio, ya “amnistiado” por Macri aunque siempre quede algún residuo de desconfianza hacia él y los “rosqueros”, como los solía denominar el expresidente durante años.

Viejos conocidos del exmandatario, Andrés Ibarra (Modernización) y Francisco Cabrera (Desarrollo Productivo y el BICE) se mantienen tan cercanos a Macri como siempre, aunque alejados del día a día político. Ibarra sostiene su consultoría regional de digitalización y comunicación, asesorando a empresas, universidades y gobiernos como los radicales de Mendoza y Corrientes, en “gobiernos digitales”. Cabrera, que no volvió a hablar con la prensa desde diciembre de 2019, cultiva la “relación con el sector privado y el financiamiento productivo” en contacto con “Mauricio y también con Horacio”, puntualizan cerca del exministro. Más definidos con el larretismo están Hernán Lacunza, el último ministro de Economía de Macri, hoy asesor económico de Vidal y Larreta, y Carolina Stanley, exministra de Desarrollo Social y hoy Asesora General Tutelar porteña.

El funcionario confía en las señales que recibió el mercado; atento a la inflación, pronostica un mejor escenario para noviembre
Rodrigo Néspolo


Dante Sica tiene una consultora sin relación con Juntos por el Cambio (Rodrigo Néspolo/)

Proyectos propios

Centrados en sus propios proyectos están el exministro de Economía Nicolás Dujovne, que reapareció esta semana en una conferencia en Córdoba, compartió el asado posterior a la primera declaración de Macri en Dolores y asesora a fondos de inversión con intereses en la Argentina; Juan José Aranguren, con consultora propia, y Dante Sica, exministro de Producción y Trabajo, que lidera su consultora Abeceb sin relación con Juntos por el Cambio. Germán Garavano, exministro de Justicia, volvió a la actividad privada pero sigue en contacto con Macri y sus abogados, y colabora con sus estrategias judiciales.

Eso sí: de aquellos “ojos y oídos” de Macri durante la gestión Cambiemos queda hoy poco y nada. El poderoso exjefe de gabinete Marcos Peña asesoró brevemente a María Eugenia Vidal, arropado por el larretismo, mientras continúa con bajísimo perfil su rol de asesor político-estratégico con clientes internacionales. Reapareció en el búnker de Costa Salguero el domingo, pero sin declaraciones.

Conferencia de prensa de Rogelio Frigerio y Carolina Stanley
Conferencia de prensa de Rogelio Frigerio y Carolina Stanley


Rogelio Frigerio ganó las elecciones en Entre Ríos y recompuso su relación con Mauricio Macri; Carolina Stanley es funcionaria de Horacio Rodríguez Larreta

Mientras nadie sabe demasiado de la vida del vicejefe Gustavo Lopetegui (“se fue a Madrid”, arriesgan dos fuentes), su “colega” Mario Quintana no oculta su cercanía con Elisa Carrió, con quien compartió el mes pasado un curso virtual sobre “la cuestión moral y la República” en el instituto Hannah Arendt. “Mario está abocado a la formación de un espacio político-espiritual con fuerte impronta moral. Será el debate que Lilita va a dar dentro de Juntos por el Cambio en los próximos años”, comentaron cerca de la líder de la CC-ARI.

¿Y los amigos de Macri? Gustavo Arribas, extitular de la AFI y procesado por espionaje ilegal, volvió a ser manager de jugadores de futbol pero juega al paddle cada tanto en la quinta Los Abrojos. Pablo Clusellas, la “firma” del Presidente desde la secretaría de Legal y Técnica, volvió a su estudio de abogados y es Auditor General porteño, fruto de un acuerdo Larreta-Macri. El exasesor José Torello se instaló en Uruguay, mientras el también “Newman boy” Nicolás “Nicky” Caputo sigue con sus múltiples negocios aquí y en el exterior, pero sorprende a sus interlocutores. “Apostá por Horacio, va a ser presidente en dos años”, le susurra el “hermano de la vida” de Macri a quienes lo escuchan dentro de Pro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.