Exministros brasileños piden que "recuperación poscovid" incluya defensa del medio ambiente

Tierra deforestada en la selva amazónica cerca de una zona afectada por incendios, a unos 65 km de Porto Velho, estado de Rondonia, Brasil, el 23 de agosto de 2019 (AFP/Archivos | CARL DE SOUZA)

Varios exministros brasileños de Economía, entre ellos el también expresidente Fernando Henrique Cardoso, pidieron este martes en una carta abierta que la recuperación económica tras la pandemia del coronavirus vaya de la mano de la preservación ambiental.

"La recuperación de la economía poscovid-19 ofrece oportunidades importantes para promover una economía de bajo carbono y sostenible, en un momento en que el mundo atraviesa importantes y rápidas transformaciones en los mercados de capitales y de trabajo", señala la carta, firmada por 17 ministros y expresidentes del Banco Central de Brasil.

"Defendemos que los criterios de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera y de resistencia a los impactos del cambio climático sean integrados a la gestión de la política económica", agregan.

La carta fue publicada en la antesala de la reunión por videoconferencia del G20 el próximo sábado, organizada por Arabia Saudita, en la que ministros de Economía y presidentes de los bancos centrales de las economías más desarrolladas e industrializadas abordarán estrategias para retomar el crecimiento después de la pandemia.

Y se da en medio de los sombríos augurios de las organizaciones ambientalistas, que alertan que 2020 va camino a convertirse en uno de los años de mayor destrucción de la Amazonía -la selva tropical más grande del planeta-, incluso por encima de 2019.

El año pasado, los incendios desataron una alarma internacional y fuertes críticas al presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, un abierto partidario de las actividades extractivas y agropecuarias en zonas protegidas.

Según datos oficiales, la deforestación de la Amazonía brasileña registró un récord semestral de 3.070 km2 entre enero y junio.

A fines de junio, fondos de inversión de Europa, Asia y Sudamérica que administran colectivamente cerca de 4 billones de dólares en activos pidieron al gobierno de Bolsonaro, también en una carta abierta, que detenga proyectos que amenazan con acelerar la destrucción de la Amazonía.

El vicepresidente Hamilton Mourao, que encabeza el Consejo Nacional de Amazonía, se reunió virtualmente el jueves pasado con representantes de nueve de esos fondos y este viernes lo hará con empresarios que expresaron igualmente su preocupación por una política que daña la imagen internacional de Brasil.

En una reunión virtual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, dijo que Brasil está comprometido con la defensa del medio ambiente y pidió ayuda para preservar la Amazonía, si bien advirtió que su país no renunciará a la soberanía sobre ese territorio.

La Amazonía brasileña representa el 60% del total de esa selva extendida en nueve países.

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.