Exministro de Bolsonaro permanece en silencio en el interrogatorio por ataques

Brasilia, 18 ene (EFE).- El exministro de Justicia Anderson Torres, detenido por la supuesta responsabilidad en los actos golpistas del pasado 8 de enero en Brasil, permaneció este miércoles en silencio durante el primer interrogatorio al que fue sometido por las autoridades.

"El silencio de Anderson Torres durante el interrogatorio es un fuerte indicio. Es una pésima señal y demuestra que hay personas grandes involucradas en los actos terroristas de Brasilia", declaró en su perfil de Twitter el vocero del Gobierno en la Cámara de Diputados, José Guimarães.

Torres es investigado por omisión debido a que, en la fecha de los ataques, ejercía como secretario de Seguridad Pública del Distrito Federal de Brasilia, cargo del que fue cesado el mismo día, y a que viajó a Estados Unidos dos días antes pese a que los servicios de seguridad habían alertado sobre posibles incidentes.

El que fuera ministro de Justicia en el Gobierno del ahora expresidente Jair Bolsonaro fue arrestado el sábado, al desembarcar en Brasil, luego de que la Corte Suprema ordenara su prisión en el marco de las investigaciones por los actos antidemocráticos del 8 de enero.

Ese día, miles de seguidores del líder ultraderechista, que no aceptan la victoria del progresista Luiz Inácio Lula da Silva en las elecciones presidenciales de octubre, invadieron y depredaron las sedes del Congreso, la Corte Suprema y el Palacio presidencial de Planalto.

Los bolsonaristas radicales llevaban más de dos meses acampados en las puertas de los cuarteles del Ejército pidiendo una intervención militar para derrocar a Lula, que se impuso en las elecciones con el 50,9 % de los votos válidos frente al 49,1 % de Bolsonaro.

"Estamos viendo una jornada de la Justicia en la búsqueda de pruebas contra quien patrocinó los actos terroristas en Brasilia. Mi expectativa es de que la ley sea cumplida por todos: quien planeó y quien ejecutó", dijo Guimarães, legislador por el oficialista Partido de los Trabajadores (PT).

El exministro, de acuerdo con informaciones de prensa, se abstuvo de responder preguntas por su supuesta omisión en el día de los ataques y por un borrador de un decreto encontrado en su residencia que le permitiría a Bolsonaro declarar un estado de excepción para intervenir el tribunal electoral y desconocer el resultado de las elecciones.

Después de una hora y media sin responder a las autoridades, en una estrategia de defensa que ya había sido anticipada por analistas jurídicos, Torres fue conducido de regreso a su celda en el 4° Batallón de la Policía Militarizada de Brasilia.

Bolsonaro, quien se encuentra en Estados Unidos, también fue incluido en las investigaciones del proceso por su presunta participación como autor intelectual de la intentona golpista.

(c) Agencia EFE