Exministro de Bolsonaro investigado consigue un nuevo cargo en el Gobierno

·2  min de lectura

Brasilia, 1 jun (EFE).- El general del Ejército Eduardo Pazuello, investigado por su gestión de la pandemia de coronavirus cuando fue ministro de Salud entre mayo de 2020 y marzo de 2021, obtuvo un nuevo cargo dentro del Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Pazuello fue nombrado "secretario de Estudios Estratégicos de la Secretaría Especial de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de la República", según fue publicado este martes en una edición extraordinaria del Diario Oficial.

Ello supone su retorno al Gobierno de Bolsonaro dos meses y medio después de que dejara el cargo de ministro de Salud, que ejerció durante casi un año pese a no tener experiencia en esa área y en medio de la pandemia de la covid-19, que ya ha matado a más de 462.000 personas en el país e infectado a 16,5 millones.

Su errático manejo de la pandemia es objeto de una investigación en la Justicia abierta a raíz de la crisis de suministro de oxígeno que tuvo lugar en enero pasado en el estado de Amazonas (norte) y que provocó la muerte por asfixia de decenas de pacientes hospitalizados con el SARS-CoV-2.

Además, durante su gestión al frente de Salud adoptó el discurso de Bolsonaro al evitar defender el aislamiento de la población y promover el uso de la cloroquina y de otros medicamentos cuya eficacia contra el virus no ha sido comprobada científicamente.

Pazuello, al parecer un experto en logística, también está en la mira de la comisión parlamentaria que investiga posibles "omisiones" del Gobierno de Bolsonaro en el enfrentamiento a la covid.

El exministro compareció, en calidad de testigo, los días 19 y 20 de mayo ante los once senadores que componen dicha comisión y en todo momento asumió la responsabilidad de sus decisiones y eximió de toda culpa a Bolsonaro en el agravamiento de la pandemia.

No obstante, varios senadores denunciaron que su declaración estuvo repleta de "mentiras".

Por otro lado, Pazuello también afronta en el Ejército un proceso administrativo en su contra por acudir el pasado 23 de mayo a una manifestación política en Río de Janeiro a favor del Gobierno y que contó con la presencia del propio Bolsonaro, líder de una ultraderecha brasileña que niega la gravedad del coronavirus.

El expediente se basa en que el reglamento interno de las Fuerzas Armadas de Brasil veta la participación de militares en actos explícitamente políticos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.