Exmilitar colombiano detenido en Haití por magnicidio denuncia torturas y falta de alimentos

·3  min de lectura

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTÁ, 16 sep (Reuters) - Un exmilitar colombiano detenido en Haití acusado de participar en el asesinato del presidente Jovenel Moise denunció que junto con otros 17 compatriotas permanece en un "campo de concentración", en condiciones inhumanas, sin un abogado defensor y soportando torturas de la policía de ese país.

Las autoridades haitianas denunciaron que Moise fue asesinado a tiros en su casa el 7 de julio por un grupo armado que incluía a 26 colombianos y dos haitianos-estadounidenses. Dieciocho colombianos fueron detenidos y otros tres fueron muertos por la policía.

Aparentemente, la investigación ha avanzado poco y ha estado plagada de irregularidades.

"Estamos en un campo de concentración en pleno siglo XXI. Nos estamos muriendo lentamente. Aquí nos han condenado a muerte por hambre", dijo en un audio al que tuvo acceso Reuters un hombre que se identificó como uno de los prisioneros colombianos en Haití.

Aunque la madre del exmilitar colombiano preso en Haití confirmó que la voz del audio era la de su hijo, Reuters no pudo verificarlo en forma independiente, ni las condiciones de la prisión.

Ni el director general de la policía haitiana ni su portavoz respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios, mientras que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia dijo que suministra asistencia humanitaria a los detenidos por medio de la embajada en República Dominicana.

"Por favor, ayúdennos, ayúdennos, presionen al Gobierno haitiano por nuestra liberación. Ayúdennos con un abogado. No tenemos ni siquiera abogado, no tenemos contacto con nuestras familias, no tenemos dinero", aseguró la denuncia. "Nosotros nos encontramos en medio de ratas, en medio de excrementos humanos".

Las familias y amigos de los detenidos dijeron a periodistas después del magnicidio que los exmilitares fueron contratados como guardaespaldas, no como asesinos, mientras que el presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró que algunos sabían del complot.

Colombia solicitó a Haití a finales de julio suministrar asistencia jurídica y atención médica a los detenidos, pero según sus familias eso no ha se ha dado hasta el momento.

En el audio, que también fue difundido por medios de prensa local, la voz del hombre que dijo hablar en representación de los 18 exmilitares colombianos aseguró que en la cárcel en donde están detenidos solo reciben una comida diaria de arroz y que todos han perdido en promedio 15 kilos.

"Todas las declaraciones ante Policía Judicial fueron bajo tortura, sin abogado, nos han quemado con aceite, nos han macheteado el cuerpo, nos han arrancado las uñas, nos han partido los dientes a patadas", agregó la denuncia.

La madre del hombre del audio, que pidió no ser identificada ni ella ni su hijo por temor a represalias de las autoridades de Haití, pidió al Gobierno de Colombia asistencia jurídica.

"A nuestros familiares les han violado todos sus derechos, los están torturando, los están dejando sin comida, los van a dejar morir de hambre", dijo la mujer en medio de sollozos.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, editado por Nelson Bocanegra)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.