Exlíder del PRI en Chiapas se disculpa con militantes por violencia

·2  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., marzo 26 (EL UNIVERSAL).- El expresidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Chiapas, y aspirante a una diputación federal, Julián Nazar Morales, ofreció disculpas públicas a tres militantes priistas por incurrir en violencia política en la vertiente de obstrucción del cargo en contra de las militantes.

El Tribunal Electoral del estado de Chiapas (TEECH) resolvió los expedientesTEECH/JDC/014/2021 y su acumulado JDC/015 del juicio para la protección de los derechos político-electorales del ciudadano interpuesto por la diputada local con licencia Haydeé Ocampo Olvera, María Paulina Mota Conde y Fanny Grisel Nájera Zepeda, y ordenó que el también exlegislador federal se disculpara en público ante medios de comunicación.

En conferencia de prensa, Nazar Morales dijo que acataba la sentencia del Tribunal Electoral local y expresó disculpas públicas a Ocampo Olvera, Mota Conde y Nájera Zepeda "por haber obstruido el ejercicio de sus cargos en nuestro instituto político, con lo cual en cumplimiento y forma doy cabal cumplimiento de lo que se me fue ordenado por la autoridad jurisdiccional".

El político aspirante a la candidatura a la diputación federal por la alianza "Va por Chiapas" (PRI,PAN,PRD) en el distrito electoral X, argumentó que su vida política la ha sustentado en "la verdad y la justicia", y "si me ha servido para validar los cargos que he tenido de elección popular, también deben ser para poner en claro todas las cosas que tengan en duda".

El pleno del TEECH determinó que al haberse actualizado la violencia política en la vertiente de obstrucción del cargo en contra de las tres militantes, y debido a que no se les puede restituir el goce integral de sus cargos, se resolvió que como medida de reparación, Nazar Morales ofrezca disculpas públicas a fin de resarcir el daño causado y otorgarles el reconocimiento político "que como mujeres líderes del partido merecen".

La autoridad jurisdiccional consideró, que dado que Nazar Morales desempeñó un cargo de "alta relevancia" en la política local y de "alta presencia" en su partido, sus declaraciones públicas y sus actos deben guardar "especial cautela" para no infringir los derechos políticos de mujeres.

El Tribunal Electoral estableció además que no se acreditó violencia política en razón de género alegada por las tres militantes del PRI, al no reunirse los elementos jurídicos para sancionar las conductas imputadas en actos de violencia política de género, de acuerdo con la jurisprudencia 21/2018.

Esto es, que la violencia política ejercida, se haya basado en elementos de género; es decir, se dirijan a una mujer por ser mujer' tenga un impacto diferenciado en las mujeres y afecte desproporcionadamente a las mujeres, precisó la resolución.