Exjefe de VW pagará $13 millones por escándalo de emisiones

·2  min de lectura

FRÁNCFORT, Alemania (AP) — El exdirector general del Volkswagen Martin Winterkorn acordó pagar 11,2 millones de euros (13,6 millones de dólares) en compensación por no llegar rápidamente al fondo del escándalo de motores diésel manipulados para hacer trampa en las pruebas de emisiones, informó la empresa el miércoles.

El fabricante de automóviles alemán también dijo que recibirá 270 millones de euros (329 millones de dólares) de un seguro de responsabilidad civil contra pérdidas derivadas de las acciones de directores y funcionarios.

La compañía dijo en un comunicado que Winterkorn “violó sus deberes de cuidado” como CEO, basándose en una extensa investigación realizada por un bufete de abogados encargado por la compañía.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) descubrió que Volkswagen usaba un software que permitía que los autos aprobaran las pruebas de emisiones, pero luego dichos controles se desactivaban durante la conducción normal, emitiendo más contaminantes. Winterkorn, quien ha negado las irregularidades, renunció unos días después del aviso de violación del 18 de septiembre de 2015 de la EPA. Volkswagen se disculpó y pagó más de 31.000 millones de euros en multas, costos de retiro del mercado y compensación a los propietarios de automóviles.

Los reguladores ambientales estadounidenses fueron alertados sobre los problemas de emisiones en mayo de 2014 por un estudio del Centro de Combustibles, Motores y Emisiones Alternativos de la Universidad de West Virginia. Volkswagen, sin embargo, continuó afirmando que el aumento de las emisiones provenía de problemas técnicos, no de software ilegal.

La investigación encontró que desde el 27 de julio de 2015, Winterkorn no “aclaró de manera exhaustiva y rápida la circunstancia detrás del uso de funciones de software ilegales” en motores diésel de 2.0 litros vendidos en Estados Unidos de 2009 a 2015.

La compañía dijo que Winterkorn tampoco se aseguró de que la compañía respondiera las preguntas de los reguladores estadounidenses “de manera veraz, completa y sin demora”.

También se llegaron a acuerdos con otros exejecutivos de VW. De esta forma, Rupert Stadler, exjefe de la división de automóviles de lujo de Audi, pagaría 4,1 millones de euros; el exejecutivo de Audi Stefan Knirsch 1 millón de euros y el exejecutivo de Porsche, Wolfgang Hatz, 1,5 millones de euros. Porsche es parte del Grupo Volkswagen.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.