El exinternacional italiano Baggio, preocupado por los complementos médicos suministrados durante su carrera

El exinternacional italiano Dino Baggio, excompañero de los recientemente fallecidos Gianluca Vialli y Sinisa Mihajlovic, declaró el miércoles que era "necesario investigar" sobre las "sustancias" médicas administradas a los futbolistas en los años 1990 en Italia.

En una entrevista a la Gazzetta dello Sport, el que fuera jugador profesional entre 1990 y 2005 asegura que no se refiere a sustancias dopantes, matizando sus declaraciones hechas en la víspera en una televisión italiana, pero sí a "complementos" y medicamentos recibidos durante su carrera.

"Imaginen que los médicos pudieran darnos sustancias dopantes: teníamos controles cada tres o cuatro días... No, simplemente querría saber por parte de los científicos si los complementos (legales) que tomamos pueden, a largo plazo, crear problemas en nuestros cuerpos", explica Dino Baggio, de 51 años, y en cuyo palmarés destacan tres Copas de la UEFA (actual Europa League): una con la Juventus en 1993 y dos con Parma en 1995 y 1999.

"Mi razonamiento parte del dolor que siento por la desaparición de Vialli, que siempre he considerado como un amigo y que me ayudó tanto, de Mihajlovic y de otros chicos que, como yo, jugaron al fútbol en los años 90 (...) Creo que es necesario investigar sobre las sustancias farmacológicas tomadas en aquella época", añade el excompañero de Vialli en la Juve y de Mihajlovic en la Lazio de Roma.

Vialli falleció el 6 de enero, a los 58 años, tras un cáncer de páncreas, y Mihajlovic murió el 16 de diciembre, a los 53 años, después de haber luchado en los últimos años contra una leucemia.

"Querría que la ciencia pueda darnos respuestas sobre los medicamentos que nos fueron administrados, para recuperarnos de lesiones o recuperar energía", insiste todavía el excentrocampista, que vistió la camiseta Azzurra en 60 ocasiones, y a quien también le preocupan los productos utilizados para cuidar el césped.

- "Hace falta ser prudente" -

Esta preocupación de Baggio ha sido también manifestada por Florin Raducioiu, exinternacional rumano de 52 años que jugó en Italia.

Preguntado por el medio Orange Sports, este último deseó "tener una conversación" con el "médico de Brescia", club en el que jugó en los años 1990, sobre los "medicamentos" que tomó.

"Yo no sabía (que medicamento nos administraban). Me decían siempre que era glucosa (...). Era un líquido rosa que se preparaba un día antes de los partidos, por la noche en el hotel", aseguró.

El seleccionador italiano Roberto Mancini, próximo a Gianluca Vialli, llamó sin embargo a "ir con mucho cuidado" con las declaraciones de Dino Baggio.

"Lamentablemente, las cosas (enfermedades) pasan a jugadores pero también a las personas normales (no futbolistas), hace falta ser prudente", respondió al ser preguntado sobre estas declaraciones en Roma, durante la presentación de una nueva camiseta de la selección de Italia.

alu/gk/dam/psr