Exigen justicia para joven asesinado por Ejército mexicano en 2018

Tapachula (México), 16 nov (EFE).- Decenas de personas instalaron un plantón indefinido afuera de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) en Chiapas, en el sureste del país, para exigir justicia para Damián Genovés Tercero, un joven supuestamente ejecutado por el Ejército mexicano en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En la manifestación encabezada por integrantes del Movimiento Amplio Opositor para la Liberación Nacional (Maoln), los inconformes colocaron tres lonas en el acceso principal de la CEAV, dependencia responsable de investigar y documentar un expediente administrativo para atender el caso de Genovés Tercero, donde no hay avance.

Silvia Tercero Arreola, madre de la víctima, recordó que su hijo fue asesinado el 3 de julio del 2018 en Nuevo Laredo, por lo que solicitó que se agilice el caso.

“Exijo justicia para mi hijo, que sean encarcelados los elementos del Ejército”, dijo la madre del joven originario de Álvaro Obregón, municipio de Tapachula, Chiapas.

Romero Ibarra Tercero, tío del joven, explicó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), emitió la recomendación 90/2021, dirigida al secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, donde presuntamente se da cuenta a la violación a los derechos humanos por parte de los miembros del Ejército.

“Si bien el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que no va a haber impunidad, aquí están los mandos y la tropa de los militares, que participaron en ese incidente”, argumentó.

De acuerdo con los familiares, Damián salió de Tapachula tras concluir su bachillerato con la idea de apoyar a su mamá y hermano, ya que habían quedado huérfanos.

Por ello decidió emigrar al norte del país y enlistarse a la Guardia Nacional, un grupo de seguridad impulsado por el Gobierno de López Obrador, para darle a su familia una mejor calidad de vida.

Sin embargo, en el camino el crimen organizado lo secuestró y, según la versión del tío de Damián, poco después fue asesinado por el Ejército mexicano.

Según el familiar, cuando Damián fue secuestrado se dio un enfrentamiento entre los militares e integrantes del crimen organizado, en el que el joven fue confundido con delincuentes.

“El error de mi sobrino fue levantar la cabeza para pedir auxilio y uno de los elementos (del Ejército) gritó que había uno vivo y el mando militar dio orden de matarlo de un balazo en la cabeza”, señaló Ibarra Tercero

La familia ha estado pidiendo justicia desde entonces, e incluso pidieron al Secretario de Defensa Nacional que se judicialice la carpeta de investigación para que se castigue a los militares que participaron en ese hecho, pues hasta ahora ninguno ha sido detenido.

(c) Agencia EFE