Exigen a Israel extraditar a exfuncionario implicado en desaparición de 43 estudiantes mexicanos

·2  min de lectura

Cientos de manifestantes realizaron pintadas este miércoles en la embajada de Israel en México para exigir que ese país extradite a un exfuncionario mexicano investigado por la desaparición de 43 estudiantes en 2014.

"¡Zerón, al paredón!", señalaba uno de los grafitis plasmados en la fachada del inmueble en referencia a Tomás Zerón, jefe de la Agencia de Investigación Criminal en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

México ha pedido a Israel entregar a Zerón, quien huyó a ese país y habría ordenado manipular las investigaciones por la desaparición de los alumnos de la normal rural de Ayotzinapa (estado de Guerrero, sur), según una comisión creada por el actual gobierno para indagar el caso.

"Israel, México te ayudó cuando Hitler te exterminaba. Entrégale ya a su asesino Zerón", se leía en una pancarta que portaban familiares de una de las víctimas en la protesta, que reunió a unas 500 personas.

Además de pintar la fachada, encapuchados desmontaron dos cámaras de seguridad de la misión diplomática, en cuyos alrededores no había presencia policial, observaron reporteros de la AFP.

"Israel está protegiendo a Tomás Zerón, violador de derechos humanos que torturó a los que detuvo en su momento para construir la 'verdad histórica'", declaró a la AFP Melitón Ortega, de un comité que reúne a los padres de los estudiantes.

- Varios arrestados -

La "verdad histórica" fue el nombre con el que se bautizó la cuestionada pesquisa del anterior gobierno, que no acreditó la participación de militares en los hechos, a diferencia del informe de la comisión creada por el mandatario izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Ese grupo difundió el pasado 18 de agosto su informe final, que asegura que autoridades civiles y militares, coludidas con narcotraficantes, intervinieron en lo que llamó un "crimen de Estado".

Tras la difusión de ese documento fue capturado el exfiscal general Jesús Murillo Karam, a quien se atribuye la autoría intelectual de la "verdad histórica". El exfuncionario erá enjuiciado penalmente por desaparición forzada, tortura y delitos contra la administración de justicia.

Zerón, a su vez, enfrenta cargos por presunto secuestro, tortura y manipulación de evidencia.

Junto con Murillo han sido arrestados tres militares, entre ellos el general José Rodríguez Pérez, comandante de un batallón en Iguala (Guerrero) en la época de los hechos, mientras que López Obrador ha insistido a Israel que entregue a Zerón.

Los estudiantes desaparecieron entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, cuando intentaban apoderarse de autobuses en Iguala para viajar a Ciudad de México y participar en unas manifestaciones.

Fueron detenidos por policías coludidos con narcotraficante del cártel Guerreros Unidos, que los habrían asesinado al confundirlos con miembros de una banda rival.

Hasta ahora solo han sido identificados los restos de tres víctimas.

sem/axm/yug/ltl