Exigen a fiscalía de Chiapas no mentir sobre detención

·2  min de lectura

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., febrero 20 (EL UNIVERSAL).- Si el médico Fernando Cuauhtémoc "N" —presunto agresor de la médico Mariana Sánchez Dávalos— se entregó ante un juez en Ocosingo, entonces que así lo diga la Fiscalía General de Chiapas, y no que lo capturó, afirmó Carlos Hugo Tondopó, abogado que asiste a la madre de Mariana, Lourdes Dávalos Ábrego. "Es una mentira como tantos procedimientos viciados que existen", afirmó.

"No podemos engañar a la sociedad con una captura efectiva que no existe. Las autoridades ministeriales deben tener un poquito de vergüenza y hablar a la sociedad con la verdad. Si el señor se entregó, él lo hizo y así se debe de decir, no que lo capturaron", indicó.

Analiza Unach pliego petitorio

Colectivas feministas y estudiantes de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach) se reunieron con funcionarios de esa institución para analizar el pliego petitorio y poner fin al paro de actividades en la Facultad de Medicina, que inició con la muerte de Mariana Sánchez Dávalos.

"Se busca a futuro planear y reestructurar el servicio social en Chiapas, desde el proceso de selección hasta las bases más profundas, con el fin de que no vuelva a suceder otro hecho como lo ocurrido con Mariana Sánchez Dávalos", indicó un estudiante que participa en la reunión.

En próximos días se prevé que sigan las reuniones para levantar el paro, pues hasta ahora las autoridades de la universidad no han resuelto las peticiones de los estudiantes.

Los alumnos exigen que los médicos de trabajo social que se ubican en clínicas de la Secretaría de Salud sean cambiados a zonas donde no corran riesgos en su integridad física.

Otra de las demandas es que sean atendidas las denuncias sobre acoso y que, en el momento que se presenten incidentes, los funcionarios o académicos que incurran en esta práctica sean removidos del cargo.

También piden que se establezca un área para monitorear a los médicos que prestan su servicio social; además de que se atiendan las denuncias de acoso sexual que se exhibieron en los "tendedores del acoso" que se instalaron el año pasado en varias facultades.