Exigen a Ejecutivo que deje de dividir a la sociedad

Carina García, Alexis Ortiz y Manuel Espino

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 2 (EL UNIVERSAL).- Al cumplirse el primer año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, organizaciones civiles, ciudadanos sin partido y líderes se unificaron para exigir que el Mandatario no divida más a los mexicanos y que dé un viraje a su estrategia de seguridad.

"Necesitamos una estrategia de seguridad ordenada y eficiente, no pedimos represión, sino combatir el crimen con la ley, ni más ni menos. Para eso se gobierna, no estamos para protestar contra un sólo hombre, sino contra su forma de gobernar.

"¡Rectifique, señor Presidente!, gobierne para todos los mexicanos sin motes, sin etiquetas, México es uno solo. Queremos paz", demandó Alejandra Morán, dirigente de la agrupación Chalecos México.

"Hacemos un llamado a la comunidad internacional, necesitamos ayuda, el Presidente no puede", aseguró, y añadió que seguidores del Mandatario usan la agresión verbal contra víctimas de la violencia —como la familia LeBarón— "gracias a la división y al odio que ha sembrado, al etiquetar a cualquiera que le pida cuentas como su adversario".

Además de esta organización, líderes de oposición, como el presidente del PAN, Marko Cortés; el dirigente Ángel Ávila, del PRD, o la expriista Beatriz Pagés, participaron junto con Adrián y Julián LeBarón —cuya familia fue masacrada el pasado 4 de noviembre, en Sonora— en el antifestejo y marcharon del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución.

Pagés denunció que el Ejecutivo se rodee de aplaudidores y no vea otras opiniones.

A dos kilómetros, en el Zócalo, "están los que sienten flojera por las víctimas del crimen organizado, los que sienten compasión por los delincuentes y llaman vendepatrias a los viudos, a los huérfanos, a los padres de recién nacidos acribillados por el narcoterrorismo.

"Dicen que estamos felices cuando la economía está estancada y no hay empleo. Se dice que hay austeridad cuando hay un despojo a las instituciones sociales", subrayó.

En el mitin, los LeBarón exigieron justicia, un cambio en la política de seguridad, unidad nacional, cesar las divisiones sociales, culturales y religiosas para enfrentar al crimen.

Julián LeBarón demandó proteger la vida de todos frente a los grupos criminales. "Los que asesinan mujeres o niños, los que matan a su prójimo, ¡no tienen patria, no tienen pueblo, y no tienen madre! (…) ¡Tenemos que unirnos para proteger la vida y hacerle la batalla a quienes nos la están quitando!, ¡no son mexicanos!", exclamó.

Antes, Adrián LeBarón indicó, frente a líderes políticos del PAN, PRD y PRI, que no le interesan temas económicos o de otro tipo.

"Perdonen si ofendo a alguien, pero mi corazón está lleno de dolor. Perdonen por venir aquí a decir que hoy no me importa la economía ni la corrupción, ni el aeropuerto ni los colores de partido político, ni las razones que este día nos tienen aventando discursos en dos plazas distintas de esta ciudad capital.

"Perdonen si no es mi interés mentarle la madre al Presidente ni a los fifís ni a los chairos ¿Cómo podemos unirnos antes de que nos maten a todos?", insistió Adrián LeBarón.