Exigen detener construcción de departamentos en Parque Fundidora

·2  min de lectura

MONTERREY, NL., agosto 1 (EL UNIVERSAL).- Habitantes de la zona metropolitana exigieron al gobernador Jaime Rodríguez Calderón "El Bronco", y al presidente municipal de esta ciudad, Adrián de la Garza Santos, que detengan la construcción de tres torres de departamentos residenciales, que una empresa inmobiliaria pretende poner en servicio hacia 2022 en el Parque Fundidora.

A través de una petición en la plataforma change.org, que hasta este sábado ha recibido más de trece mil firmas de apoyo, los inconformes con el proyecto expusieron: "Justo en momentos cuando deberíamos apreciar más los espacios que benefician la calidad del aire que respiramos, los espacios públicos abiertos que facilitan el encuentro armónico, en tiempos de por sí conflictivos, se proponen destruir el parque más emblemático de Monterrey para construir departamentos".

"Tenemos que comprender que el dinero no se puede respirar. Perder Fundidora sería irrecuperable en una ciudad cuya calidad del aire ya es de por sí [es] la peor del país y cuyos niveles de violencia están relacionados en alguna medida con la calidad de vida de sus habitantes", agregaron.

Asimismo, señalaron que pocas ciudades del país tienen un espacio como lo es Fundidora: "Familias, deportistas e incluso la gente que no lo visita sufrirían una gran pérdida con el detrimento de [la] calidad del aire e incremento de [la] criminalidad y problemas de tráfico en una ciudad de por sí conflictiva".

No valoramos nuestros espacios y por esto tenemos la mayoría de nuestras fuentes de agua contaminadas, así como escasas zonas verdes por cantidad de población, comentaron quienes se oponen a la construcción de los departamentos, en un terreno que, extrabajadores mineros y el Plan Maestro del Parque Fundidora señalan como parte del patrimonio, que en 1988, el Gobierno federal cedió a Nuevo León para un área verde.

Extrabajadores de Fundidora refirieron que en esta área estaba un taller para equipo pesado de la desaparecida empresa de fundición, que influyó de manera fundamental en la industrialización de Monterrey.

Sin embargo, según directivos del parque, el predio donde se proyectan las torres residenciales "siempre ha pertenecido a un particular". Pero ante lo que expresa el documento original sobre los límites del espacio recreativo, y lo que señalan exmineros, desde el 21 de julio se solicitó información a Fernando Villarreal Palomo, director del Parque Fundidora, y hasta el momento no ha dado una respuesta al respecto.

Entre tanto, los que se oponen a las torres de departamentos, exponen: "necesitamos que los gobernantes, tanto del municipio de Monterrey como el gobernador del estado, detengan este proyecto. Aún estamos a tiempo, remediar va a ser imposible", y ex mineros anunciaron que en próximos días instalarán módulos para recabar firmas de rechazo al proyecto inmobiliario.