Exigen castigo por asesinato de prominente científico iraní

AMIR VAHDAT y JON GAMBRELL
·2  min de lectura
En una imagen difundida por el sitio web oficial de la oficina del líder supremo de Irán, aparece el científico Mohsen Fakhrizadeh, derecha, en una reunión con el ayatola Alí Jamenei, en Teherán, Irán, el 23 de enero de 2019. (Oficina del líder supremo de Irán, vía AP)

TEHERÁN (AP) — El líder supremo de Irán exigió el sábado el “castigo definitivo” de todos los involucrados en el asesinato de un científico que encabezó el desmantelado programa nuclear de Teherán, al tiempo que la República Islámica culpó a Israel por la muerte, lo que ha despertado el temor de nuevas tensiones en Medio Oriente.

Después de años de permanecer a la sombra, la imagen de Mohsen Fakhrizadeh de pronto apareció en todos los medios iraníes, su esposa habló en la televisora oficial y las autoridades exigieron públicamente venganza hacia Israel por el crimen.

Israel, que por mucho tiempo se ha sospechado asesinó a científicos iraníes hace una década en medio de las primeras tensiones por al programa nuclear de Teherán, aún no se ha pronunciado respecto a la muerte de Fakhrizadeh del viernes. Sin embargo, el incidente tiene el sello de una emboscada estilo militar cuidadosamente planeada, parecida a las que se le acusa a Israel de haber perpetrado antes.

El ataque reavivó los temores de una represalia de Irán contra Estados Unidos, aliado cercano de Israel en la región, al igual que lo hizo este mismo año cuando un dron estadounidense mató a un general de alto rango iraní. Las fuerzas armadas de Estados Unidos reconocieron haber trasladado de vuelta a un portaaviones a la región, y un legislador iraní sugirió expulsar a los inspectores nucleares de Naciones Unidas en respuesta al asesinato.

El líder supremo de Irán, el ayatola Alí Jamenei, llamó a Fakhrizadeh “el científico nuclear y defensivo prominente y distinguido del país”.

Jamenei, quien tiene la última palabra en todos los asuntos de Estado, dijo que la principal prioridad de Irán después del asesinato era el “castigo definitivo a los perpetradores y a quienes dieron la orden”, pero no explicó.

En un discurso el sábado por la mañana, el presidente Hassan Rouhani responsabilizó a Israel del crimen.

“Responderemos al asesinato del mártir Fakhrizadeh en su debido momento”, advirtió Rouhani. “La nación iraní es muy inteligente como para caer en la trampa de los sionistas. Ellos están pensando en crear caos”.

Naciones Unidas hizo un llamado a la contención.

“Por supuesto que condenamos cualquier asesinato o muerte extrajudicial”, dijo Stephane Dujarric, vocero del secretario general de la ONU, Antonio Guterres. “Instamos a la contención y a la necesidad de evitar toda medida que pudiera llevar a un incremento de las tensiones en la región”.