Exigen cambios a la acción policial en Chicago

Associated Press
·2  min de lectura
Manifestantes suben las manos durante una marcha de protesta efectuada el domingo 18 de abril de 2021 por el vecindario Little Village en Chicago por la muerte de Adam Toledo, de 13 años, a manos de la policía. (AP Foto/Shafkat Anowar)

CHICAGO (AP) — Más de 100 personas que buscan cambios en la forma como la policía sirve a la ciudad de Chicago efectuaron el sábado otra manifestación influenciada por el reciente caso en el que un agente mató a tiros a un chico latino de 13 años.

Las prioridades del colectivo Activate:Chi incluyen cambiar las leyes del estado y la ciudad sobre la vigilancia policial, retirar a la policía de las escuelas públicas de Chicago y reducir el presupuesto policial a fin de que haya recursos disponibles para servicios sociales.

“Necesitamos trabajadoras sociales. Necesitamos empleo para los jóvenes. Pero continuamos enfrentando una y otra vez la brutalidad y la represión policiales”, dijo el concejal Byron Sigcho-Lopez afuera del Centro Daley.

A la concentración siguió una marcha por calles del centro de la ciudad.

Sanjee Choudhuri, director de operaciones de Activate:Chi, alentó a los manifestantes a “impulsar un cambio” y “comenzar un diálogo” sobre el gasto de dinero de la ciudad en la policía.

Los organizadores concluyeron la movilización con una vigilia en memoria de las personas que han perdido la vida a manos de la policía, como Daunte Wright, una persona negra de 20 años baleado por un agente blanco en un suburbio de Minneapolis, y Adam Toledo, un chico latino al que un policía de Chicago abatió en marzo tras una persecución a pie.

Los activistas han organizado otras protestas en las inmediaciones de Chicago desde que el video de la muerte de Toledo fue hecho público el 15 de abril. La cámara corporal dejó ver que el agente Eric Stillman dispara contra Toledo menos de un segundo después de que el chico soltara un arma, comenzara a darse la vuelta y subía las manos.

Stillman persiguió al chico por un callejón oscuro el 29 de marzo cuando atendía un aviso sobre disparos. El abogado del agente, Tim Grace, dijo que Stillman enfrentó una “situación de peligro de muerte y uso de la fuerza mortal”.