Exigen la aparición con vida de enfermera del IMSS

·2  min de lectura

CULIACÁN, Sin., noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de activistas de género exigió la localización de Glorimar López García, de 26 años, enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Mazatlán y madre de tres menores de edad, quien la madrugada del pasado 29 de octubre presuntamente fue privada de su libertad en el fraccionamiento Misiones del Puerto.

En el parador fotográfico del puerto, activistas del colectivo feminista Perlas del Pacífico reclamaron al presidente municipal de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, la falta de protección a las mujeres, debido a que cada vez son más frecuentes los ataques en su contra. Convocaron a todas las autoridades estatales y municipales a unir esfuerzos para localizar a la joven profesionista de la salud, cuyos hijos de seis, tres años y un bebé se encuentran al cuidado de la abuela materna.

Destacaron que la joven fue postulada por sus propios compañeros del IMSS a ser merecedora del premio federal Miguel Hidalgo y Costilla por su labor contra el Covid-19, La Fiscalía General del Estado (FGE) emitió una alerta de búsqueda del Protocolo Alba, con su fotografía y datos personales que la describe como una mujer con una estatura de 1.75 metros, de complexión robusta, cabello color negro largo y tez morena.

Proponen castración química

Debido a que la entidad ocupa el cuarto lugar nacional con mayor violencia sexual, el Congreso estatal dio lectura a una iniciativa de ley que propone la castración química-biológica a los violadores reincidentes, sin daños irreversibles para su organismo. Pedro Villegas Lobo, diputado local y miembro de la Comisión de Equidad de Género y Familia, promotor de la iniciativa de reforma y adiciones a los artículos 181 y 185-Bis, del Código Penal del Estado, dijo que en Chihuahua, Puebla y el Estado de México ya se explora la misma posibilidad.

Comentó que, adicional a los castigos que establece la ley, de penas de prisión de seis a 20 años, a los responsables de violaciones o acciones equiparables, la propuesta es que se use un mecanismo químico-biólogo para inhibir el libido de los reincidentes. Los registros que se tienen sobre este delito de agresiones sexuales van en aumento, puesto que de enero a septiembre se han presentado 174 denuncias ante la FGE, lo que significa un aumento de 34%, con relación al mismo periodo de 2019.