Exigen alto a feminicidios impunes

Alelhí Salgado

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- Para exigir un alto a los feminicidios y justicia para los miles de casos que están impunes, familiares de mujeres asesinadas se movilizaron de forma pacífica en la Ciudad de México, en el marco del Día de Muertas.

Desde 2018, la fecha fue instaurada por el colectivo feminista Voces de la Ausencia con el propósito de visibilizar que las víctimas de feminicidio no fallecen por causas comunes, sino a manos de la violencia machista. Por ello, honran la memoria de las víctimas manifestándose.

A las 10:00 horas, las protestantes se reunieron en el Zócalo para realizar una caminata pacífica con destino al monumento a Cuauhtémoc. La vanguardia fue encabezada por niños y niñas que perdieron a sus madres o hermanas por este delito.

Durante su avance por la calle de 5 de Mayo y avenida Juárez exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador esclarecer los casos a los que han dado carpetazo, atención pronta y eficaz desde la desaparición de la víctima y el mejoramiento de los protocolos oficiales ante cualquier tipo de violencia de género.

Al grito de: "¡Todas somos Karla, Pamela, Mariana (…)!", entre otros nombres de víctimas, levantaron cruces moradas que portaban imágenes con los rostros de las jóvenes asesinadas.

A su llegada al cruce de Paseo de la Reforma e Insurgentes, Frida Guerrera, líder del colectivo, señaló la necesidad de visibilizar este delito, que cobra al menos 10 víctimas al día en el país: "Nosotros lo que queremos, lo que siempre buscamos es la justicia. [En el colectivo] coadyuvamos a ubicar y detener a más de 200 feminicidas, violadores y secuestradores, pese a que sólo marchamos una vez al año".

Mientras madres, hermanas, conocidas y amigas de las víctimas colocaron sobre el camellón de la glorieta las cruces moradas que expusieron durante su andar. Luego, Frida Guerrera las invitó a compartir sus testimonios en un acto de sensibilización.

"Estas familias no se ven porque no queman, porque no pintan, porque no rompen.

"En este país lo que menos se ve son las víctimas; se ve quien quema, quien hace desmadres, quien pinta, pero todas las familias que están aquí no se ven y sólo queremos que nos escuchen", indicó.