Exige Asamblea Académica Permanente del CIDE activación del diálogo

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 5 (EL UNIVERSAL).- La Asamblea Académica Permanente del CIDE --Centro de Investigación y Docencia Económicas-- envió su comunicado número 9, y manifiesta en él su preocupación porque el doctor José Antonio Romero Tellaeche –director designado-- toma decisiones que siguen violentando la vida de la comunidad, y que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología --Conacyt-- no ha reaccionado al llamado el Presidente para "que se resuelva lo del CIDE y que tengan la garantía de que no va a haber represión".

"La situación del CIDE sigue sin resolverse y las señales de represión son cada vez más grandes graves", aseguran.

En su comunicado exigen al gobierno federal el retorno a la legalidad en el CIDE, la activación del diálogo con la comunidad, el cese de hostigamiento a la comunidad científica y de la precarización de las instituciones de educación superior.

Manifiestan su preocupación por las decisiones recientes que mantienen hostilidades hacia la comunidad como la presencia de la Guardia Nacional y la solicitud de renuncias a más integrantes del cuerpo directivo de este Centro Público de Investigación.

"Rechazamos el intento del doctor José Antonio Romero de utilizar el inicio de semestre como instrumento de presión contra el movimiento estudiantil".

Enumeran las recientes renuncias que exigió el doctor Romero, como los casos del secretario de Vinculación, el coordinador de Tecnologías de la Información y el responsable de la Oficina Jurídica. "Estos cambios continúan entorpeciendo la operación regular de la institución, dificultan la atención de los asuntos pendientes de resolver y generan zozobra en el personal administrativo".

Manifiestan su preocupación porque la nueva administración pretende avanzar sin haber resuelto problemas sustantivos para el funcionamiento del CIDE, y que desde el inicio de esta crisis no se atiendan demandas de pliegos petitorios de la comunidad académica y estudiantil.

Reiteran que Conacyt sigue sin presentar el nombramiento del doctor Romero, el video y el acta de sesión del Consejo directivo del 29 noviembre de 2021; y que tampoco ha intentado retomar el diálogo con los estudiantes ni con la comunidad académica. Expresan que lejos de propiciar el diálogo el doctor Romero decidió contratar a fuerzas federales para que se hagan cargo de la seguridad del CIDE, y que integrantes de la Guardia Nacional se han hecho presentes en las instalaciones y han tomado fotografías de estudiantes.

"La presencia del cuerpo federal del Estado es una clara señal de amedrantamiento contra las y los estudiantes. Exigimos que cese de inmediato está intimidación y que las autoridades competentes expliquen los motivos de esa presencia y uso que está dando a la información recabada".

Para la Comunidad, las implicaciones de la actuación arbitraria del doctor Romero y su equipo son cada vez más graves por ello insisten en su renuncia.

"Como ha sido evidente en los últimos días, instituciones públicas de educación superior como el CIDE o la ENAH enfrentan un momento sumamente complejo. Lejos de las promesas de consolidación y fortalecimiento, los recortes presupuestales y las decisiones arbitrarias – e incluso ilegales- en torno a su gobernanza comprometen el cumplimiento de las funciones sustantivas y en la misión ulterior de la educación pública: desarrollar las vocaciones ciudadanas de ciudadanos y ciudadanos libres reflexivos críticos y comprometidos con la sociedad".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.