Exhorta PT a transparentar abusos laborales contra elementos de la GN

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 13 (EL UNIVERSAL).- La bancada del Partido del Trabajo en el Senado exhortó al gobierno federal, en especial a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y ahora a la Sedena, a transparentar la situación de miles elementos de la Guardia Nacional (GN) que han denunciado abusos laborales y pésimas condiciones de trabajo.

En un punto de acuerdo, se solicita a los titulares de la SSyPC, Rosa Icela Rodríguez; y de la Guardia Nacional, general Luis Rodríguez Bucio, un informe detallado de los elementos de esa institución que han presentado amparos por violaciones laborales.

Martha Cecilia Márquez Alvarado, senadora del PT, solicitó a ambas dependencias un informe sobre cuántos elementos integran actualmente la Guardia Nacional.

Destacó que la reforma recientemente aprobada por el Senado para trasladar la Guardia Nacional a la Sedena "existen indicios de que existen servidores públicos de la Guardia Nacional y expolicías federales, cuyos derechos laborales pudiesen haberse vulnerado".

Ante ello, se solicita cuántos informes circunstanciados han presentado hasta el momento, remita copia de los mismos y cuáles son las acciones que se han tomado para garantizar los derechos laborales de los integrantes de la Guardia Nacional.

En un punto de acuerdo publicado en la Gaceta Parlamentaria se expone que en algunos de los amparos por cambio de adscripción los elementos argumentan que este movimiento se "resiente en su seno familiar, estabilidad familiar, bienestar, salud emocional y físico".

Uno de los elementos, que recién fue cambiado por el plan de relevos a la estación del Campo Militar 1, ubicado en Naucalpan de Juárez, Estado de México, detalló que algunos de sus compañeros que antes vigilaban el transporte de carga en carreteras, ahora los pusieron a lavar baños.

En varios videos que circulan en Internet, se muestra cómo los elementos de la Guardia Nacional llegan a campamentos improvisados, los cuales se han inundado, durmiendo en el suelo y sin ningún tipo de acondicionamiento digno.