La fiesta de graduación que causó indignación en Miami por exhibir un tigre enjaulado

La fiesta de graduación –la famosa prom- es un evento muy esperado y que resulta inolvidable para los jóvenes que en Estados Unidos terminan su etapa en la escuela preparatoria. Y muchas ‘high schools’ echan la casa por la ventana, y a veces también el sentido común, al organizar esas festividades.

Ese sería el caso de la escuela Christopher Columbus High, en Miami, pues para su reciente fiesta de graduación eligió el tema de la “selva” y procedió a decorarla con un tigre enjaulado, un lémur, dos guacamayas y un fénec (un zorro que, en realidad, ni siquiera habita las selvas pues tiene su hábitat en los desiertos del Sahara y el Medio oriente), de acuerdo a la televisora ABC 10.

El tigre enjaulado que fue presentado en un show en la fiesta de graduación de la escuela Christopher Columbus High de Miami. (Facebook/Mari-Cris Castellanos)

Con todo, fue la aparición del tigre en la fiesta de graduación, en una jaula, con sus cuidadores acompañándolo pero también con el show de antorchas y pirotecnia a pocos pasos, en la fiesta de graduación lo que causó mayor consternación. Un severo crítico fue Ron Magill, del Zoológico de Miami, quien comentó que “el tigre no está celebrando, no está teniendo una fiesta. El tigre está siendo sometido a estrés”.

Muchos en redes sociales, incluidos estudiantes, profesores y padres de familia de esa escuela, consideraron que se trató de un caso de maltrato contra los animales. La usuaria Mari-Cris Castellanos, quien divulgó videos de la fiesta con el tigre enjaulado y citada por el periódico Miami Herald, incluso afirma que “este pobre tigre fue usado como entretenimiento exótico para los adolescentes idiotas que estaban presentes”.

Pero algunos estudiantes consideran que el escándalo por la presencia del tigre fue una exageración, pues este solo estuvo en el lugar de la fiesta (un hotel cerca del aeropuerto de Miami) por unos minutos. Mateo Zavalia, por ejemplo, dijo a ABC 10 que “ellos solo querían que los estudiantes de último año pasaran un buen rato”.

Al parecer, el tigre no sufrió una afectación por haberse presentado brevemente en la citada fiesta, el animal fue llevado al hotel, de acuerdo al Herald, con la compañía de dos oficiales de policía y en general todos los animales provinieron de entidades con licencia de la Comisión de Pesca y Preservación de la Vida Salvaje de Florida.

Por ello, no habría pega legal en ello, pero eso no significa que fuera una decisión juiciosa. En principio, actitudes como la de llevar animales cautivos a una fiesta revelan para muchos la actitud de menosprecio hacia la fauna salvaje que puede propiciar a escala social casos de mayor explotación y afectación.

Y aunque el tigre y los otros animales no hubiesen sido llevados a la fiesta con una intención mala u ofensiva, como comentó Carmen Castellano a la televisora NBC 6, sí fue algo “carente de sensibilidad. A quien sea que se le ocurrió presentar este evento, con entretenimiento exótico, podría no haber comprendido el mensaje que estaba enviando a los chicos que asistían al prom”.

David Pugh, el propio director de la escuela Christopher Columbus High, una institución académica católica, reconoció en un comunicado que “tras reflexionarlo, lamentamos la decisión de llevar animales a nuestra fiesta de graduación”, aceptó que eso no refleja sus valores educativos y los de la Iglesia católica y pidió disculpas a las personas que expresaron su preocupación por lo sucedido.

Así, en medio del rugido de malestar social por la presencia del tigre y otros animales en esa prom, posiblemente el año escolar en ese centro educativo se cerró, al menos, con un inesperado pero útil aprendizaje.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro