Exguerrillera y exministra nicaragüense dice que está "pegada" con COVID-19

Agencia EFE

Managua, 16 jun (EFE).- La exguerrillera y exministra sandinista de salud Dora María Téllez anunció este martes que está "pegada" (contagiada) de COVID-19.

"No he respondido llamadas, ni mensajes en los últimos días pues he estado pegada con COVID-19", escribió Téllez, fuerte crítica del Gobierno del presidente Daniel Ortega sobre el manejo que le ha dado a la pandemia, en una declaración.

La exguerrillera, que participó el 22 de agosto de 1978 en el comando sandinista que tomó por asalto el Palacio Nacional e hizo rehenes a los legisladores afines al expresidente y dictador Anastasio Somoza Debayle, derrocado hace 41 años, explicó que lleva 21 días enferma y que los primeros diez días "fueron muy suaves, con pocos y moderados síntomas, lo que me permitió seguir trabajando".

"Pero luego me vine deteriorando con más fiebre, perdida del olfato y distorsión del gusto y luego con decaimiento severo y cansancio", afirmó Téllez, que ahora pertenece al Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una escisión del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Aseguró que ha estado tomando los tratamientos, según indicaciones médicas, y haciendo terapia respiratoria en casa, además de permanecer "muchas horas acostada boca abajo".

"Todo va dando buen resultado pues ya mis exámenes lo han mostrado. Ya recuperé el olfato y estoy bastante mejor, pero aún debo seguir con mi tratamiento y reposo en serio", agregó.

EXTREMAR MEDIDAS DE PREVENCIÓN

La ministra de Salud durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) instó a los nicaragüenses a seguir extremando las medidas de precaución, prevención y cuidados.

"Y atender el curso de los síntomas desde el inicio para no descuidarse", abogó.

Téllez es una de los cinco exministros de Salud de Nicaragua que advirtieron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), del "riesgo extremo" que enfrentan tanto su país como la región de Centroamérica ante el COVID-19, debido al manejo de la pandemia por parte del presidente Ortega.

"La ciudadanía nicaragüense se encuentra en una situación de riesgo extremo", señalaron los exministros, que estuvieron a cargo del sistema de salud de Nicaragua entre 1980 y 2007, en una carta dirigida al director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreysus, y a la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.

El Ejecutivo ha sido criticado desde diversos sectores por promover eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la OMS y por no establecer restricciones ni haber suspendido las clases en medio de la pandemia.

El presidente Ortega se ha declarado en contra de la campaña "Quédate en casa" porque, a su juicio, destruiría la economía local, que se ha contraído los dos últimos años y que es mayoritariamente informal.

La estrategia nicaragüense ha despertado preocupación en la OMS, la OPS, la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), la Organización de los Estados Americanos (OEA), y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según el Ministerio de Salud, Nicaragua registra 64 fallecidos y 1.823 casos confirmados de COVID-19.

Mientras el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios por toda Nicaragua, contabiliza 1.289 muertos y 4.971 casos sospechosos de dicho padecimiento en el país, cuyo primer caso fue reportado a mediados de marzo pasado.

(c) Agencia EFE