Exguardia en embajada de Berlín admite espiar para Rusia

LONDRES (AP) — Un exguardia de seguridad en la embajada británica en Berlín reconoció haber espiado para Rusia y se enfrenta a 14 años en prisión.

David Ballantyne Smith, de 58 años, se declaró culpable de ocho cargos bajo la ley de Secretos Oficiales. Los fiscales dijeron que le entregó al teniente general Sergey Chukhurov, el agregado militar ruso en Berlín, información sobre las actividades, identidades, direcciones y números telefónicos de funcionarios públicos británicos.

Smith también recopiló información, parte de la cual eran documentos clasificados, sobre la operación y planos de la embajada, que los fiscales señalaron que sería útil para “un enemigo, principalmente el Estado ruso”.

Smith reconoció su culpa durante una audiencia de la semana pasada en la Corte Central Criminal de Londres, pero sus declaraciones de culpa no se dieron a conocer debido a la prohibición de difundir información hasta el viernes, cuando fiscales desestimaron un noveno cargo que Smith negó.

Los fiscales indicaron que a Smith lo motivó un odio hacia Gran Bretaña y su embajada, en donde trabajó durante ocho años, y expresó simpatía hacia las autoridades rusas. Afirman que estaba molesto de que la embajada ondeara una bandera de arcoíris en apoyo a la comunidad LGBTQ+.

El abogado de Smith, Matthew Ryder, dijo que su cliente negó la descripción de los fiscales de “por qué hizo lo que hizo y la seriedad de las acusaciones”. Agregó que Smith no tenía “una intención negativa hacia el Reino Unido”.

Smith fue arrestado por la policía alemana en su hogar en Potsdam, al suroeste de Berlín, en agosto de 2021, y fue extraditado al Reino Unido en abril.

Será sentenciado en una fecha posterior y se enfrenta a una pena máxima de 14 años en prisión.