Exgobernador argentino es procesado por presunto abuso

·3  min de lectura

BUENOS AIRES (AP) — La justicia argentina procesó al exgobernador de la norteña provincia de Tucumán, José Alperovich, por el presunto abuso sexual de su sobrina y ex colaboradora.

El juez Osvaldo Rappa dictó el miércoles una resolución en la que consideró que el también exsenador peronista es sospechoso del abuso de la joven -cuya identidad no trascendió- luego de haber evaluado su declaración indagatoria de abril sobre los hechos que se le imputan y que ocurrieron en 2017 y 2018.

En esa indagatoria Alperovich negó los cargos. Anteriormente, el que fuera tres veces gobernador de la provincia de Tucumán entre 2003 y 2015 había afirmado en las redes sociales que la acusación tuvo como objeto excluirlo de la escena política.

En una larga resolución, Rappa procesó al político por abuso sexual simple en tres oportunidades y por “abuso sexual agravado por haber sido con acceso carnal” en seis oportunidades, informó el Ministerio Público Fiscal.

La medida no implica la prisión preventiva por lo que el acusado, que puede apelar ante un tribunal, seguirá en libertad.

En su resolución el magistrado señaló que los hechos ocurridos en Buenos Aires y Tucumán se habrían dado mediante el abuso de poder y de autoridad. Los abusos relatados por la presunta víctima habrían ocurrido cuando ella se desempeñaba como asesora personal del senador y aparentemente comenzaron cuando trabajaba en el gobierno tucumano.

El juez consideró que lo declarado por la denunciante se pudo corroborar a través de distintos elementos probatorios. Indicó que la víctima “estaba inmersa en un contexto de abuso sexual, intrafamiliar y de acoso laboral por razones de género" y que los hechos le causaron "un detrimento físico y psíquico”.

Sostuvo en la misma línea con lo que planteó el Ministerio Público Fiscal que entre la víctima y el imputado existía una clara asimetría. “Basta decir simplemente que la persona para la cual trabajaba no se trataba de un desconocido para la víctima, sino una persona pública con poder político que ostentaba en la provincia de Tucumán luego de haber sido gobernador durante tres periodos consecutivos", sostuvo el magistrado.

Tras conocerse el procesamiento del exgobernador el colectivo Ni Una Menos de Tucumán se pronunció al respecto.

“Consideramos el procesamiento de Alperovich por la causa de abuso sexual agravado como un importante avance en la lucha por justicia y contra la impunidad de los abusadores del poder político”, manifestó el grupo de defensa de los derechos de las mujeres.

Luego de ser denunciado Alperovich solicitó una licencia sin goce de sueldo en el Senado nacional para dedicarse a su defensa. Al no haber renovado su banca como legislador por el oficialista Frente de Todos en las elecciones legislativas de noviembre dejó su cargo en el Congreso al mes siguiente.

Los pedidos de colectivos feministas para que la justicia indagara al político se renovaron desde entonces.

"A dos años y medio de la denuncia y de enfrentar la complicidad y/o el silencio de las instituciones del Estado, esta decisión judicial nos plantea redoblar los esfuerzos para llegar al juicio y castigo”, apuntó Ni Una Manos Tucumán.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.