Exembajador de EEUU Richardson se reúne con líder de Myanmar

·2  min de lectura
Fotografía proporcionada por el equipo de información True News del ejército de Myanmar del exembajador de Estados Unidos y gobernador de Nuevo México Bill Richardson (izquierda) con el presidente del Concejo de Administración Estatal, general Min Aung Hlaing, en Naipyidó, Myanmar, el martes 2 de noviembre de 2021. (Myanmar Military True News Information Team via AP)

BANGKOK (AP) — El ex embajador de Estados Unidos en la ONU Bill Richardson se reunió con el gobernante militar de Myanmar, en una misión oficialmente catalogada como concerniente a la ayuda por la pandemia, pero que ocurre en medio de esperanzas de que resulte en la libertad de un periodista estadounidense detenido en la nación del sudeste asiático.

El Ministerio de Información de Myanmar dijo que Richardson conversó con el general Min Aung Hlaing sobre la prevención y el control del COVID-19. También estaban presentes los ministros de asuntos exteriores, salud y cooperación internacional, agregó. La reunión se transmitió en las noticias vespertinas de la televisora estatal MRTV.

La misión de Richardson la anunció su oficina el domingo. Richardson visitará “el país para discutir vías para la entrega humanitaria de vacunas contra el COVID-19, suministros médicos y otras necesidades de salud pública”, dijo la oficina.

Sin embargo, su misión también generó esperanzas de que Richardson buscara la liberación del periodista estadounidense Danny Fenster, quien lleva cinco meses encarcelado en Myanmar.

El sistema de atención médica en Myanmar está prácticamente desmantelado ante la extensa resistencia de la destitución militar en febrero del gobierno electo de Aung San Suu Kyi. El personal médico ha estado al frente de la oposición al gobierno militar.

La situación es exacerbada por la pobreza en Myanmar y el cada vez más feroz combate entre el gobierno y los insurgentes en varias partes del país.

“El gobernador Richardson cree que, en momentos de crisis e inestabilidad como este, debemos asegurar que la ayuda humanitaria se entregue a los más necesitados”, dijo su oficina en un comunicado.

El periodista detenido Fenster, del área conurbada de Detroit, está acusado de incitación por presuntamente propagar noticias falsas o provocadoras. El delito conlleva una sentencia de hasta tres años en prisión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.