Excremento en la cama de Johnny Depp fue del perro, no de Amber Heard

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- El jurado Nicol, que presidió la demanda de Johnny Depp en contra del diario The Sun, señaló como poco probable la afirmación de que su exmujer Amber Heard haya defecado sobre la cama de ambos.

Fue en 2018 cuando Depp aseguró que en 2016, durante la fiesta de 30 años de Amber, ella o algún amigo habían dejado excremento como venganza luego de una riña entre la pareja.

En aquel momento ellos todavía no iniciaba el proceso de divorcio; el disgusto de Amber surgió porque Depp llegó tarde a la celebración y tiempo después se retiró.

Fue al siguiente día que la criada le avisó a Johnny que había encontrado caca en su cama.

De acuerdo con el portal TMZ el jurado concluyó de acuerdo a la evidencia que es probable que no fuera Amber sino su perro Yorkshire terrier de nombre Boo, quien tuvo el accidente.

"Boo no tenía un dominio completo de sus intestinos después de consumir marihuana accidentalmente", escribió el juez quien considera que no pudo ser Amber pues al ser también su cama la broma también le habría afectado.

Sin embargo, el juez no mencionó que fue esa sirvienta quien atestiguó que conocía la caca de Boo y generalmente era pequeña, mientras que lo que encontró en la cama fue descrito por Johnny como una "whopper".

El actor estadounidense de películas como "Piratas del Caribe", "Animales fantásticos", entre otras perdió el juicio por difamación contra el grupo propietario del tabloide británico "The Sun", según anunció este lunes el Tribunal Superior de Londres.