Un excomandante del grupo de mercenarios Wagner huye de Rusia a Noruega

Un mural en honor de los mercenarios del Grupo Wagner, a los que llama
Un mural en honor de los mercenarios del Grupo Wagner, a los que llama

Un mural en honor de los mercenarios del Grupo Wagner, a los que llama "caballeros"; vandalizado en Belgrado (Serbia), el pasado 13 de enero.

Un excomandante del grupo de mercenarios ruso Wagner ha escapado de Rusia a Noruega cruzando ilegalmente la frontera bajo los ladridos de perros guardianes y disparos en la espalda de agentes fronterizos del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), según ha relatado él mismo en un vídeo. “Corría, corría y corría sobre una superficie helada hasta llegar a la primera localidad (noruega) y pedir ayuda”, relata el excombatiente Andréi Medvédev.

Según indica en una grabación enviada a la organización rusa Gulagu.net, que denuncia violaciones de derechos humanos y que lo ha difundido en su canal de Telegram, logró huir de Rusia el pasado día 12 al cruzar a Noruega, cerca de la localidad fronteriza de Nikel, en la región de Múrmansk.

Medvédev se dirigió a las fuerzas de seguridad y pidió asilo político y protección internacional. Fue trasladado desde el aeropuerto local a Oslo, donde se le brindó alojamiento en un centro para infractores de las leyes migratorias. “Me alegro mucho de estar en Noruega y del trato que me brindan”, ha reconocido.

Se trata de la primera vez desde el comienzo de la campaña militar rusa en Ucrania el 24 de febrero que un excomandante de una de las unidades de Wagner, muy presente en el este del país vecino y acusado de haber abatido a miles de ucranianos, huye de Rusia a Europa.

Medvédev, que servía en el primer escuadrón del cuarto pelotón del 7º destacamento de asalto Wagner, accede a testificar y exponer al fundador del grupo de mercenarios, Yevgueni Prigozhin, señaló Gulagu.Net. “Espero que mis testimonios sean claves para la investigación sobre Wagner”, dijo a su vez el excombatiente.

Cómo lo logró

A principios de diciembre de 2022, el excomandante de Wagner recurrió junto a un camarada suyo a Gulagu.net y a su fundador Vladímir Osechkin -un activista ruso especializado en lucha contra la corrupción-, y pidieron ayuda para evitar represalias extrajudiciales. Medvédev dejó las posiciones de combate de Wagner inmediatamente después del final del contrato de cuatro meses firmado el 6 de julio de 2022.

“Durante estos meses, se convirtió en testigo presencial de muchas ejecuciones extrajudiciales por parte de los servicios de seguridad de Yevgueni Prigozhin de los llamados refuseniks, aquellos que se negaron a luchar contra los ucranianos y que querían abandonar las filas del grupo de mercenarios”, señala Gulagu.net.

“Después de que Medvédev dejara Wagner, el propio Prigozhin y su servicio de seguridad tomaron medidas para capturar a Andréi”, añade la organización, que sostiene que ahora el excomandante puede dar un testimonio detallado que puede utilizarse como parte de una investigación.

¿Se llevan o no se llevan?

Por su parte, el Kremlin negó hoy la existencia de un conflicto entre el Ministerio de Defensa de Rusia y el Grupo Wagner, en especial después de la toma de la ciudad de Soledar por mercenarios de esta compañía. “Consideramos que, en general, ese conflicto (sólo) existe en el espacio informativo”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, en su rueda de prensa telefónica diaria.

Peskov llamó “héroes” tanto a los soldados que combaten las filas de las Fuerzas Armadas como a los que integran las unidades de asalto de Wagner. “Todos persiguen la misma causa, todos luchan por la patria. Tanto unos como otros estarán siempre en nuestra memoria”, señaló. Subrayó que ese supuesto “conflicto” es fruto de la manipulación informativa del enemigo, en la que caen a veces los propios “amigos” de Rusia. “Con esos amigos para qué queremos enemigos”, señaló.

Todos persiguen la misma causa, todos luchan por la patria. Tanto unos como otros estarán siempre en nuestra memoriaDmitri Peskov, portavoz del Kremlin

El pasado viernes el Ministerio de Defensa de Rusia ignoró abiertamente en su parte de guerra el papel crucial de las unidades Wagner en la conquista de Soledar. En respuesta, el fundador de Wagner, Prigozhin, que aseguró días antes que en Soledar sólo combatían sus unidades, denunció los intentos de “robarle la victoria”. Horas después, el portavoz de Defensa, Ígor Konashénkov, reconoció que fueron las unidades de asalto Wagner las que tomaron el baluarte ucraniano de Soledar, la mayor victoria rusa desde julio de 2022.

El sábado Prigozhin aseguró en un vídeo haberse desplazado a Soledar para condecorar a varios miembros de su compañía, que definió como “el ejército más experimentado que hay en el mundo”. “Primero, llevan muchos años combatiendo. Segundo, cumplen sus misiones de manera autónoma”, señaló.

En los últimos meses Prigozhin ha criticado al alto mando del ministerio y del ejército rusos por la falta de avances en el campo de batalla en el marco de la campaña bélica.

En un intento de reforzar sus posiciones ante las críticas de Prigozhin y de expertos y blogueros militares, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, nombró la pasada semana como nuevo comandante de las fuerzas rusas en Ucrania al jefe del Estado Mayor, Valeri Guerásimov.

Éste sustituyó al general Serguéi Surovikin, quien asumió el cargo hace apenas tres meses y cuya decisión de lanzar bombardeos masivos contra la infraestructura civil ucraniana había sido alabada por Prigozhin.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR