EXCLUSIVA-Los países caribeños reaccionan a las disculpas británicas: "decir 'lo siento' no basta"

Por Guy Faulconbridge
El activista Clapper Priest frente al edificio de Lloyd's en Londres

Por Guy Faulconbridge

LONDRES, 19 jun (Reuters) - Las instituciones financieras británicas que se beneficiaron de la esclavitud, como Lloyd's of London, deberían hacer algo más que pedir perdón por su papel en la trata de esclavos en el Atlántico y reparar el daño causado financiando el desarrollo del Caribe, dijeron los países de la región.

Más de 10 millones de africanos fueron esclavizados por las naciones europeas como parte de la trata de esclavos en el Atlántico entre los siglos XV y XIX. Los que sobrevivieron a las brutales condiciones de la travesía atlántica fueron a parar a las plantaciones del continente americano.

Si bien la historia de la competencia europea por hacerse con más esclavos africanos es ampliamente conocida desde hace siglos, la muerte de George Floyd en Estados Unidos ha propiciado una profunda reevaluación mundial del racismo y la financiación de la trata de esclavos.

El mercado de seguros Lloyd's of London se disculpó el jueves por su "vergonzoso" papel en el comercio de esclavos del Atlántico del siglo XVIII y prometió financiar oportunidades de desarrollo para la población negra y otras minorías étnicas.

Sin embargo, una alianza regional de países caribeños dijo que las instituciones británicas deberían ir mucho más allá de la simple disculpa y devolver parte de la riqueza al Caribe financiando el desarrollo en el epicentro del comercio de esclavos.

"No basta con pedir perdón", dijo Hilary Beckles, presidenta de la Comisión de Reparaciones de la CARICOM, creada por los países caribeños para pedir reparaciones a las antiguas potencias coloniales como Reino Unido, Francia y Portugal.

"No estamos pidiendo, como si fuéramos mendigos, que den cheques a la gente en las esquinas", dijo Beckles a Reuters desde Jamaica. "La cuestión del dinero es secundaria, pero en este caso el cumplimiento moral del deber exige que, en una economía de mercado, contribuyan al desarrollo".

Lloyd's of London no respondió de forma inmediata a una solicitud de comentarios de Reuters.


SOLUCIÓN NEGOCIADA Beckles, historiadora de Barbados, dijo que los precursores de muchos bancos británicos y europeos, así como una serie de instituciones vinculadas de la City de Londres, "bebieron del pozo de la esclavitud del Caribe".

El Banco de Inglaterra se disculpó por las "conexiones inexcusables" de algunos antiguos gobernadores y directores con la esclavitud, y dijo que retiraría cualquier retrato de ellos que esté expuesto en sus dependencias.

La historia de otras firmas financieras británicas, incluyendo Barclays, también se está sometiendo a un nuevo escrutinio.

"Desafortunadamente no se puede volver atrás y rehacer la historia, pero se puede realizar una expiación: no basta con presentar su disculpa como espectáculo público, no basta con presentarla como un ejercicio de relaciones públicas", dijo Beckles.

"No se trata de relaciones públicas, sino de una solución negociada en la que todos encuentren una solución dentro de un marco moral", dijo. "Pedir perdón y emitir un comunicado de prensa es una falta de respeto. Con eso no basta para la gente que fue víctima".

Las instituciones británicas, según Beckles, deberían sentarse con las naciones caribeñas para financiar proyectos de desarrollo, o incluso considerar la devolución de parte de la riqueza saqueada mediante una especie de "Plan Marshall", como se conoce la ayuda que ofreció Estados Unidos a Europa tras la devastación dejada en el continente por la Segunda Guerra Mundial.

"El legado británico de la esclavitud y la colonización ha dejado a la comunidad negra en una situación muy difícil", dijo Beckles, añadiendo que su intención es que se insten litigios.

"Todas las instituciones que crearon este desastre tienen que venir y ayudar de manera práctica a limpiarlo."


(Información de Guy Faulconbridge; editado por William Maclean; traducido por Tomás Cobos)