Exclusiva en ¡HOLA!: Sara Carbonero y Casillas, primeras imágenes del verano en familia, en sus momentos más difíciles

Está siendo un verano diferente para Sara Carbonero e Iker Casillas. El primero desde que su vida diese un giro de 180 grados después de que el futbolista sufriese un infarto, el pasado 1 de mayo, mientras entrenaba con el Oporto, y la periodista fuese diagnosticada de un tumor maligno de ovario que le fue extirpado a finales de ese mismo mes. Unos momentos difíciles y de recuperación que están lidiando de la mano, apoyándose mutuamente y refugiándose en su familia, especialmente en sus hijos, Lucas y Martín. Tal y como podemos ver en el nuevo número de la revista ¡HOLA!, a la venta en tu quiosco y punto de venta habitual desde este miércoles, la pareja y sus hijos decidieron tomarse un tiempo para compartir momentos de ocio con los suyos y visitaron la ciudad castellano leonesa de Ávila. Unas imágenes exclusivas que podrás ver con todo detalle en páginas interiores.  

VER GALERÍA

Iker Casillas y Sara Carbonero en Ávila con sus hijos

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA A PARTIR DEL MIÉRCOLES EN EL QUIOSCO O DESCÁRGATELA AQUÍ A PARTIR DEL LUNES

Tras pasar unos días en Corral de Almaguer (Toledo), la localidad natal de Sara, el matrimonio partió con su familia rumbo a Navalacruz, el pueblo del deportista, un lugar donde, como ha confesado el guardameta, "fui, soy y seré feliz". Aprovechando su cercanía, la familia paseó por las calles de la ciudad amurallada y aprovechó para comprar algunos souvenirs en las tiendas más típicas del lugar. 

Para esta excursión, Sara escogió un look cómodo y sencillo con el que no perdió un ápice de su estilo. Con falda larga de color fucsia, camiseta blanca con la palabra 'love', cinturón negro y collares dorados, la periodista demostró una vez que 'menos es más' y que su fórmula chic-sport siempre funciona. 

VER GALERÍA

Isabel Preysler, en la portada de ¡HOLA!

LA REVISTA ¡HOLA! DE ESTA SEMANA YA ESTÁ A LA VENTA EN TU QUIOSCO HABITUAL

Estos días de descanso han coincidido con la sorpresa que dio el Oporto al inscribir a Casillas en su lista de jugadores para afrontar la nueva temporada. El equipo luso ha demostrado que quiere al futbolista en sus filas y, mientras continúa con su recuperación, está ejerciendo de enlace entre los jugadores, el entrenador del club y la directiva. Lo cierto es que Iker, a sus 38 años, parece resistirse a decir adiós a los terrenos de juego. Algo que recientemente reconoció su amigo, Cesc Fábregas: "Él todavía mantiene la esperanza de volver a jugar".  

Loading the player...

Los cuatro años de Iker Casillas y Sara Carbonero en Oporto